• SUMINISTRO SEGURO DE ENERGÍA PARA EL AUTOMÓVIL
  • PARA HACER FRENTE AL INCREMENTO DEL CONSUMO ELÉCTRICO EN LOS VEHÍCULOS
  • CADA VEZ MÁS EFICIENTES, POTENTES Y COMPACTOS
  • PARA TODO TIPO DE TURISMOS Y VEHÍCULOS INDUSTRIALES
  • DESDE COMPONENTES AUXILIARES HASTA LA PROPULSIÓN ELÉCTRICA

9 de abril de 2013.- Han pasado 100 años desde que Bosch presentó, como novedad mundial, un generador eléctrico que regulaba la tensión en los vehículos a motor. Aunque inicialmente estaba pensado únicamente como fuente energética para los entonces innovadores faros eléctricos que se acababan de introducir en el mercado, con el paso del tiempo se convirtió en la base para una progresiva electrificación del automóvil. Rápidamente comenzaron a aparecer en el mercado más componentes eléctricos, como el motor de arranque de Bosch, en 1914; o el primer motor eléctrico para los limpiaparabrisas, en 1926. Hoy en día, el alternador proporciona toda la energía eléctrica que el vehículo necesita, alimentando una gran variedad de sistemas eléctricos que hacen que los coches sean más limpios y eficientes, a la vez que más seguros y confortables. “Los alternadores son cada vez más pequeños, robustos y potentes”, resume Ulrich Kirschner, presidente de la división Starter Motors and Generators de Bosch. Mientras que los primeros generadores podían proporcionar una potencia de 4 Ah, la última generación de alternadores Bosch, los Power Density Line para turismos, cubren el consumo desde 130 hasta 250 amperios.

Bosch, como proveedor de sistemas

Hasta 1913, Bosch había producido, casi exclusivamente, sistemas de ignición. Esa orientación hacia un único producto suponía un gran riesgo empresarial. Al mismo tiempo, el mercado del automóvil se estaba desarrollando de forma vertiginosa. Los vehículos necesitaban, para su uso diario, una iluminación segura y fiable. Robert Bosch vio esa oportunidad y, en 1913, los faros Bosch ya estaban listos para su fabricación en serie. El paquete, que se ofrecía como kit para su montaje en coches ya matriculados, estaba compuesto por dos faros, un generador, una batería y un regulador de voltaje. El generador tenía una única función: generar energía eléctrica para la batería, que – por su parte – proporcionaba electricidad segura para los faros eléctricos. Este primer sistema de iluminación abrió el camino de Bosch para poder convertirse en un proveedor de sistemas y en el suministrador líder en componentes para el automóvil. Si Bosch no hubiera seguido desarrollando y mejorando la eficiencia de los generadores, los alternadores actuales para poder alimentar las modernas redes de a bordo con todos sus consumidores eléctricos, pesarían tanto como un coche pequeño.

Bosch electrifica el elevalunas y el resto del coche

Bosch ofrece, junto al amplio programa de alternadores para turismos y vehículos industriales, otros elementos eléctricos que van desde los pequeños motores de regulación de los asientos o los elevalunas, hasta potentes motores eléctricos para vehículos híbridos y eléctricos. Estos motores eléctricos no solo generan energía, sino que también hacen que el coche se mueva. Kirschner está convencido de que “Los accionamientos eléctricos harán que los coches del futuro sean aún más eficientes y confortables”.

Técnica para la automoción

Técnica para la Automoción es el sector de actividad más grande del Grupo Bosch. En 2011 alcanzó unas ventas de 30 400 millones de euros; es decir, el 59 por ciento de las ventas totales del grupo. Con esto, el Grupo Bosch se consolida como uno de los proveedores más grandes de la industria del automóvil. Los más de 175 000 empleados que trabajan en esta división, en todo el mundo, se reparten en siete áreas de negocio: Técnica de inyección para motores de combustión interna, periféricos de la cadena cinemática, conceptos alternativos para motores, sistemas de seguridad activa y pasiva, funciones de asistencia al conductor y confort, información y comunicación dentro del automóvil, así como servicios y tecnologías para el mercado de postventa del automóvil. Bosch ha realizado numerosas e importantes innovaciones en el sector del automóvil, tales como la gestión electrónica del motor, el Programa Electrónico de Estabilidad ESP® y la tecnología Common Rail para motores Diesel.

El Grupo Bosch

El Grupo Bosch es una empresa internacional líder en tecnología y servicios. Según las cifras provisionales, más de 306 000 personas consiguieron en el ejercicio 2012 unas ventas de 52 300 millones de euros en las áreas de Tecnología para la Automoción, Tecnología para la Energía y la Edificación, Tecnología Industrial y Bienes de Consumo. El Grupo Bosch está constituido por Robert Bosch GmbH y unas 350 filiales o sociedades regionales en, aproximadamente, 60 países. Si se incluyen los socios comerciales, Bosch está presente en cerca de 150 países. Esta red mundial de desarrollo, fabricación y ventas constituye la base de su futuro crecimiento. En 2012, Bosch invirtió, aproximadamente, 4500 millones de euros en I+D, y registró más de 4700 patentes en todo el mundo. Los productos y servicios del Grupo Bosch están diseñados para mejorar la calidad de vida mediante soluciones innovadoras, beneficiosas y fascinantes. Por este motivo, la empresa ofrece en todo el mundo tecnología bajo el lema “Innovación para tu vida”.

Las actividades principales del grupo están representadas en España. Al principio del ejercicio 2012, el Grupo Bosch en España contaba con más de 7000 empleados (incluyendo todas las empresas del grupo) y 15 emplazamientos (de más de 100 personas).

Para más información visite la siguiente página web:

www.bosch.com

Texto y fotografías: BOSCH.

Print Friendly, PDF & Email