LOS ASTON MARTIN VANTAGE
  • EL 2020 MARCA EL 70 ANIVERSARIO DEL NOMBRE DE VANTAGE
  • MÁS DE 36.000 COCHES BAJO EL NOMBRE DE VANTAGE HAN SIDO METICULOSAMENTE FABRICADOS A MANO EN LAS ÚLTIMAS 7 DÉCADAS
  • LA FAMILIA DE MODELOS DE VANTAGE INCLUYE ALGUNOS DE LOS MÁS EXITOSOS, CELEBRADOS Y DESEADOS COCHES DEPORTIVOS DE ASTON MARTIN

2 de marzo de 2020, Gaydon, Reino Unido.- Aston Martin celebra este año la creación de uno de sus más famosas denominaciones de modelos, ya que la familia de coches deportivos Vantage celebra su 70 aniversario.

El nombre Vantage se encuentra orgullosamente en más de un tercio de todos los coches deportivos hechos en la historia de la marca de lujo británica. Extendiéndose siete décadas y abarcando algunos de los coches deportivos más venerados de la compañía, la familia Vantage forma parte crucial de la historia, siempre en evolución, de Aston Martin.

Desde los primeros días del DB2 Vantage, a los icónicos coches de los 60: DB4, DB5 y DB6, hasta los musculosos modelos que convirtieron a Aston Martin en un éxito mundial en las décadas siguientes, luego a través de los coches de arquitectura VH, que cambiaron el rumbo de marca, y hasta el deportivo Vantage de última generación actual, este nombre histórico se ha convertido en sinónimo de velocidad, potencia, y más que una pizca de estilo.

El Dr. Andy Palmer, presidente y director general del grupo Aston Martin Lagonda, señaló que el atractivo de Vantage forma parte de la rica y fascinante herencia de la marca: “Los coches deportivos Vantage y Vantage AMR de hoy en día representan la última interpretación de lo que esta única, aunque increíblemente evocadora, palabra significa para los conductores de todo el mundo”.

“La celebración de los 70 años del Vantage en 2020 nos permite deleitarnos con nuestra magnífica herencia de coches deportivos. Vantage siempre ha sido sinónimo de ambición de ingeniería, rendimiento emocionante y belleza excepcional, y me complace que los modelos de hoy en día estén más que a la altura de los estándares establecidos por sus icónicos antepasados”.

70 años de Vantage – los modelos clave

DB2 con una especificación Vantage

DB2 VANTAGE

La palabra Vantage apareció por primera vez al lado del nombre de la marca de Aston Martin en 1950, junto con el debut ese año del Aston Martin DB2 con especificación Vantage.

Como muchos de los primeros usos de la denominación Vantage, el título significaba un coche con un motor mejorado. En este caso, se refería al uso de carburadores SU HV6 más grandes y una mayor relación de compresión de 8.16:1 en el motor Lagonda de 2,6 litros del coche. Estas mejores se combinaron para lograr unos vertiginosos 125 CV a 5.000 rpm, superando significativamente los 105 CV del DB2 estándar. Apenas 250 de estos mejorados DB2 Vantages, tanto berlines como cupés con cabezal abatible, se fabricaron en la entonces fábrica de la marca en Feltham, Middlesex, y se cree que un buen número de ellos siguen pudiéndose conducir hoy en día.

Muchos ingenieros y diseñadores de Aston Martin participaron en el primer programa Vantage, pero un documento técnico sobre pruebas de cronometraje de válvulas almacenado en el Aston Martin Heritage Trust muestra que el renombrado teórico del diseño de coches de carreras Robert Eberan von Eberhorst – famoso por su temprano trabajo con el equipo Auto Union antes de pasar a diseñar más tarde el Aston Martin DB3 y DB36 – estaba supervisando el proyecto.

Comunicando la ventaja de Vantage en la Exhibición de Automóviles Earl`s Court de 1951, un comunicado de prensa de Aston Margin dijo: “En el stand de Earl’s Court de 1951 se exhibirán dos berlinas Aston Martin DB.II, una equipada  con el motor regular y otra con el motor Vantage, cuya regularidad de alta velocidad fue contundentemente demostrada en Le Mans este año y el pasado.”

La llegada de Vantage como representante de un rendimiento más potente se impuso suavemente entre los aficionados a los coches deportivos de la época, pero no fue hasta principios de la siguiente década que otra de las ofertas de carretera de la marca apareció oficialmente en la versión mejorada de Vantage.

DB4 Vantage

DB4 VANTAGE

El DB4 Vantage hizo su debut junto con el comienzo de los coches DB4 serie VI en 1961 y, a diferencia de su predecesor pionera, se distingue visiblemente, así como técnicamente, de sus hermanos “estándar”.

La clave de este Vantage fue la instalación del motor de la “Serie Especial”, que cuenta no con dos sino tres carburadores SU HD8 y cabezas de cilindro revisadas con válvulas más grandes y una mayor relación de compresión. El bloqueo sigue siendo el mismo que el del coche estándar. La potencia se citó en su momento como 266 CV, un aumento útil de alrededor del diez por cierto sobre los 240 CV del motor de aluminio de 3,7 litros diseñado por Tadek Marek que alimentaba el DB4 mejorado.

Desde el punto de vista del diseño, los cambios del DB4 Vantage son sutiles, pero evidentes. Tiene los faros del DB4 GT con la adición de un brillante adorno de aluminio.

La llegada de un más espacioso DB4 Series V Vantage en 1962 – la última serie de la línea de modelos DB4 – es significativa no sólo como otra versión Vantage, sino también como uno de los coches utilizaods en el rodaje de la película de James Bond Goldfinger. Prácticamente indistinguible visualmente del DB5, su sucesor – el coche, por supuesto, ahora sinónimo del agente secreto más famoso del mundo – un DB4 Serie V Vantage, efectivamente un prototipo del DB5, se utilizó en algunas de las filmaciones de Goldfinger como base para el coche “gadget” de la película. Alrededor de 135 de estos Vantages salieron de la nueva fábrica de Newport Pagnell en Buckinghamshire.

Aquellos con gusto por la extrema singularidad, mientras tanto, podrían estar tentados por el DB4 Vantage con el motor opcional DB4 GT: sólo se crearon media docena.

DB5 Vantage

DB5 VANTAGE

Tal vez no fue tan sorprendente que, cuando el DB5 apareció en 1964, pronto daría lugar una versión Vantage propia. Sin embargo, podría ser más sorprendente saber que sólo 68 coches de una producción total de 887 berlinas DB5 de 4,0 litros estaban equipados con el motor Vantage opcional, equipado con carburadores Weber triples y con una potencia de 325 CV, 40 CV más que los disponibles en el coche estándar.

El DB5 Convertible con motor Vantage es una combinación aún más insólita, con sólo ocho coches deportivos, de los 123 construidos en total, con ese motor. Los ejemplares originales del DB5 Vantage y del DB5 Vantage Cabrio son, por lo tanto, muy deseables, aunque con el tiempo muchos coches estándar también han sido modificados según las especificaciones de Vantage.

Un comunicado de prensa anunciando el coche a los medios de comunicación del mundo en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1965 resumía, aunque modestamente, el atractivo del DB5 con motor Vantage: “Con esta potencia extra, se asegura una aceleración más rápida y velocidades medias más altas”.

También cabe destacar que el DB5 Vantage requirió una inversión extra por parte de su propietario. Especificar el aumento de potencia significó un incremento de 158 libras, más el impuesto de compra, sobre el coste del coche estándar, por lo que el precio de venta al público, incluido el impuesto de compra, subió a la embriagadora suma de 4.439 libras, 15 chelines y 5 peniques en 1965.

DB6 Vantage

DB6 VANTAGE

El DB6 Vantage vino después, en las versiones Mk I y Mk II, y siguió la misma fórmula de actualización probada y fiable que sus potentes predecesores. Utilizaba el mismo motor straight-six de 4 litros que su predecesor, el DB5, con la misma potencia de 325 CV. El coche también de nuevo distinguido como Vantage – una práctica que comenzó con el DB5 – con una discreta pero destacada nomenclatura añadida a los laterales.

De nuevo, el número de coches con motor Vantage original puede contarse por docenas, en lugar de por cientos, lo que significa que estas iteraciones del DB6 todavía hoy en día siguen siendo enormemente deseadas y celosamente guardadas por sus afortunados propietarios en todo el mundo.

DBS Vantage and AM Vantage

DBS VANTAGE

Si el DB4, DB5 y DB6 representaban el diseño evolutivo de Aston Martin, la llegada del siguiente modelo con motor Vantage en 1967, el DBS, significó una verdadera revolución. El estilista británico William Towns, entonces diseñador de interiores junior de Aston Martin, creó la forma angular y moderna que, en su apariencia original, conservaba el ya conocido motor de Tadek Marek de seis cilindos y 3.995 cc, disponible en versión estándar o Vantange como el DB6. El plan original había sido utilizar un nuevo motor V8, pero no estuvo listo a tiempo.

Para contrarrestar el aumento de peso del DBS, la versión Vantage contaba con ajustados ejes de levas para aumentar el rendimiento.

En abril de 1972, un DBS revisado con dos faros en lugar de cuatro fue introducido. Llamado simplemente el AM Vantage, se produjeron 70 ejemplares. Extraordinariamente, este coche iba en contra de la tradición establecida de Vantage, también al no ser el más potente, sino el menos potente de la oferta de la marca en ese momento.

V8 Vantage and V8 Vantage Zagato

V8 VANTAGE

Sin embargo, el siguiente Aston Martin Vantage – el Aston Martin V8 Vantage original – fue tallado con una ingeniería y un diseño muy diferentes. Fue aclamado en su presentación como “el primer supercoche de Gran Bretaña”. Podría superar a un Ferrari Daytona en el sprint de 0-60 mph, y si se le empujaba al límite podía registrar una velocidad máxima de 170 mph.

Su motor era compartido con la berlina de lujo Lagonda de la época, pero usaba ejes de levas de alto rendimiento, una mayor relación de compresión, válvulas de entrada más grandes y carburadores más grandes montados en nuevos colectores para aumentar la potencia.

El rendimiento del V8 Vantage, un verdadero chico duro británico, desmintió su importante peso. Las pruebas de carretera de las revistas de coches contemporáneos afirmaban que el Vantage de la “vieja escuela” ofrecía un rendimiento superior a los grandes como el Lamborghini Countach, el Ferrari 512BB e incluso el Porsche 911 Turbo de la época.

Para el enorme salto de rendimiento de este Vantage fue fundamental una mejora significativa del motor V8, que en el V8 AM contemporáneo ofrecía algo del orden de 300 CV. Los carburadores fueron cambiados por el más grande de 48 IDF Weber, que se instalaron en los colectores de admisión ajustados. Junto con las válvulas más grandes, colectores de escape modificados, ejes de levas revisados y una mayor relación de compresión, una vez rodados, los motores eran capaces de 380bhp. Sin embargo, en ese momento, y con verdadera modestia británica, la potencia de salida fue por Aston Martin simplemente como “adecuada”.

El chasis del V8 Vantage fue reforzado con amortiguadores ajustables de Koni, muelles acortados y una barra estabilizadora delantera más grande. Los neumáticos más anchos 255/60 VR15 Pirelli CN12 se montaron junto con espaciadores para ensanchar la pista.

Las modificaciones externas eran claras y de naturaleza aerodinámica. Este V8 Vantage se distinguía fácilmente del V8 AM de serie por el deflector de aire delantero, las dos luces de conducción Cibie H4 en la parrilla ciega (el aire de refrigeración del radiador se introduce por debajo del parachoques) y un alerón en el maletero de la parte trasera. Todas estas adiciones aerodinámicas fueron esenciales para reducir la elevación. Otra característica era el uso de un abultamiento sellado del capó para cubrir una caja de aire más grande por encima de los carburadores de tiro descendente.

El V8 Vantage evolucionó significativamente a lo largo de su reinado – que duró tres décadas y sólo terminó en 1990 con las entregas finales del último coche de 5,3 litros “X-Pack”. Proporcionó incluso la base para una berlina V8 Vantage Zagato más corta, radical e híper excepcional. Durante todo el período de construcción, el Vantage siguió siendo la joya de la corona de Aston Martin.

Vantage (Supercharged Vantage)

V8 VANTAGE V550

En la década de 1990, la marca británica continuó su compromiso con el estilo de coche deportivo “chico duro con traje” con la aparición en 1993 del Vantage casado en Virage – a menudo denominado Vantage sobrecargado – y, más tarde, la siguiente iteración del V8 Vantage.

Pesado en todos los sentidos, este Vantage inclina la balanza a 1.990 kg. Lleva nada menos que seis faros y cuenta con enormes discos ventilados de 362 mm de diámetro y pinzas de cuatro pistones AP Racing en la parte delantera: en aquel momento, los mayores frenos en un coche de carretera.

Naturalmente, un gran turismo tan lujoso requiere una fuente de energía igualmente sustancial y, en este caso, toma la forma de un V8 de 5.340 cc con no uno, sino dos supercargadores Eaton. Con 550 CV y 550 lb-pie de par motor, esta fue, en su momento, la planta de producción de energía más potente del mundo. En forma de V600, como se reveló a finales de 1998, una versión de 50bhp se presentó. Esto se traduce en una velocidad máxima de 186 mph y de 0 a 60 mph de 4,6 segundos – aunque se rumorea que, durante las pruebas de alta velocidad, se pueden haber registrado cifras cercanas a las 220 mph.

Las ediciones especiales V550, V600 y V8 de Vantage Le Mans mantuvieron esta Vatage fresca hasta que la producción terminó finalmente en octubre de 2020.

DB7 V12 Vantage

DB7 V12

El DB7 se convirtió en el siguiente Aston Martin en llevar la insignia Vantage cuando, en 1999, el DB7 V12 Vantage hizo su debut en el Salón del Automóvil de Ginebra. Totalmente rediseñado por el diseñador Ian Callum, cuenta con un motor V12 de 5,9 litros, 48 válvulas totalmente de aleación, con una potencia de 420 CV y un motor 400lb-pie, desarrollado en estrecha colaboración con el Grupo de Investigación y Tecnología de Vehículos de Ford y Cosworth Technology.

Bajo la superficie, el chasis también fue reforzado y presenta lo que en ese momento eran suspensiones delanteras y traseras completamente nuevas. Hasta entonces, el derivado Vantage de un coche Aston Martin había presentado en su mayoría una versión afinada del motor de serie, pero aquí, por primera vez, el DB7 V12 Vantage tenía un nuevo motor y era significativamente diferente del coche i6.

Los resultados fueron impresionantes en la carretera. Inicialmente, este Vantage estaba disponible con una transmisión manual de seis velocidades de relación cercana (184 mph de velocidad máxima, 0-60 mph en 5.0 segundos) o una automática de cinco velocidades (limitada a 165 mph, 0-60 mph en 5.1 segundos). A partir del año 2000, se presentó un aclamado sistema “Touchtronig”, desarrollado en conjunto con ZF.

La producción total del DB7 V12 Vantage coupé alcanzó la asombrosa cifra de 2.091 coches durante los cuatro años y medio de construcción en la sede de Bloxham, que, junto con el Volante y el GT, fue un récord en aquel momento para cualquier modelo de Aston Martin. El último DB7 V12 Vantage construido salió de la línea de producción de Bloxham en 2003.

V8 Vantage (VH architecture)

V8 VANTAGE

Ese mismo año, de nuevo en el Salón del Automóvil de Ginebra, el mundo dio un primer vistazo al AMV8 Vantage Concept, el coche que, con el tiempo, se convertiría en el siguiente miembro del clan Vantage.

Dos años más tarde, en 2005, se presentó la versión de producción del V8 Vantage y, sólo por la fuerza del concepto, las agendas de pedidos ya estaban abarrotadas.

La producción en serie comenzó en el otoño de 2005 a un ritmo cercano a los 3.000 coches al año, construidos en una segunda línea de montaje en la fábrica de Gaydon. Hasta la fecha, esta iteración del Vantage sigue siendo el mayor éxito de ventas los 107 años de historia de la marca.

Aproximadamente el 70% de estos coches fueron a clientes de fuera del Reino Unido. Las entregas del V8 Vantage a compradores en el Reino Unido y Europa comenzaron en octubre de 2005, y los clientes de América del Norte y el resto del mundo comenzaron a recibir sus Vantages a principios de 2006.

Este V8 Vantage fue el segundo coche de producción de Aston Martin basado en la ahora famosa arquitectura VH – vista por primera vez en el DB9 – pero fue el primero en utilizar un nuevo motor V8 de 4,3 litros con cuatro levas y 32 válvulas de sumideros seco. La potencia se encontraba en 380 CV a 7.000 rpm y el par motor de 302 lb-pie se brindaba a 5.000 rpm. Esto permite a la máquina de 1570kg un tiempo de 0-60 mph de 3,9 y de 0-100 mph en 10,7 con la caja de cambios manual estándar de 6 velocidades de Graziano.

El motor era exclusivo de Aston Martin y fue construido a mano junto con el V12 en la planta de motores de Aston Martin en Colonia, Alemania.

Más tarde, esta iteración del V8 Vantage obtuvo una planta de potencia ampliada de 4,7 litros capaz de generar 420 CV y 346 lb-pie de par motor. Esto, naturalmente, redujo el tiempo de 0-60 mph a sólo 4,7 segundos y añadió 5 mph a la velocidad máxima, llevándolo a 180 mph.

En 2009, Aston Martin desveló uno de los coches más icónicos y deseables que se han unido al club Vantage: el V12 Vantage. Previsto por el prototipo V12 Vantage RS presentado en la inauguración del nuevo Centro de Diseño de la marca en su sede mundial de Gaydon en diciembre de 2007, el coche, todavía en producción, volvió a generar una enorme demanda prácticamente al instante.

Pesando sólo unos 50kg más que su hermano V8, pero con el V12 de aleación de aluminio montado en el centro de la parte delantera, que se podía ver en el DBS de aquella época, el V12 Vantage era descaradamente potente. Su motor de 5.935 cc se beneficia de cuatro ejes de levas con cuatro válvulas por cilindro, ayudándole a generar una nada despreciable potencia de 510 CV a 6500 rpm, un par máximo de 420 lb-pie a 5.750 rpm.

En la carretera y acoplado a una caja de cambios manual de seis velocidades, esto significa un tiempo de 0 a 60 mph de 4,2 segundos y una feroz velocidad máxima de 190 mph en la autopista.

No satisfechos con un “simple” V12 Vantage, los ingenieros de Aston Martin se desafiaron a sí mismos para crear un coche aún más potente que se hizo realidad en 2013 con la presentación del V12 Vantage S.

Aquí, la potencia se eleva a 565 bhp, el par de torsión se mantiene en un poderoso 457lb-ft, y el tiempo de 0-60 mph es un feroz 3,5 segundos con el impulso del coche canalizado a través de una caja de cambios manual automatizada Sportshift III. Pero lo que hizo a este coche aún más atractivo cuando apareció fue su velocidad máxima. A 205 mph, se convirtió en el coche más rápido que Aston Martin había ofrecido al público.

La respuesta de los medios de comunicación y de los compradores de coches fue inmediata y efusiva. El medio británico Autocar, por ejemplo, dijo: “En un mundo digital, este mega Vantage es refrescantemente analógico y su naturaleza cruza y agresiva es audazmente evidente, tal como Aston Martin pretendía.”

Para el deleite de muchos, tres años después de haber sido anunciado por primera vez, el V12 Vantage S también se ofreció con una caja de cambios manual convencional de siete velocidades.

Una variedad de ediciones especiales salpicó la producción del V12 Vantage, aunque posiblemente la más significativa fue el debut en 2012 del V12 Vantage Zagato – creado una vez más en colaboración con la famosa casa de diseño italiana. Como corresponde a un Aston Martin Zagato, estos coches son híper raros y exclusivos.

Vantage (current car)

NEW VANTAGE

El moderno biplaza Vantage de hoy en día se basa en la última arquitectura de la marca. Con un estilo de excelencia aerodinámica, así como un evidente atractivo para los bordillos, el coche cuenta con un motor V8 de 4,0 litros con doble turbocomprensor, con una potencia máxima de 503 CV y un par máximo de 505 lb-pie, acoplado a una caja de cambios automática de 8 velocidades montada en la parte trasera y fabricada por ZF.

Esto dota al actual Vantage de un tiempo de 0 a 60 mph de 3,5 segundos, soportando una velocidad máxima de 195 mph.

Este Vantage es también el primer coche de producción de Aston Martin que incluye un diferencial controlado electrónicamente con vectorización de par – E-Diff – y está construido alrededor de la misma plataforma de aluminio adherido totalmente nueva que el DB11.

En su lanzamiento a finales del 2017, Andy Palmer dijo del nuevo modelo: “Un verdadero coche deportivo con un aspecto más afilado y un borde dinámico más afilado, el nuevo Vantage es el Aston Martin que los entusiastas del motor de conducción han estado esperando”.

El año pasado (2019) se lanzó el Vantage AMR, equipado de serie con una transmisión de 7 velocidades inspirado en el deporte de motor desarrollado por Graziano y con una marcha de “pata de perro”. El coche fue creado para ofrecer una experiencia de conducción realmente estimulante, con el Dr. Palmer afirmando: “En un mundo de roto-taxis autónomos, Aston Martin continuará avanzando en el arte y la ciencia de la conducción de alto rendimiento”.

Producción de los Aston Martin Vantage

  • DB2: 248 berlinas y drophead cupé.*
  • DB4: 135 (plus 6 DB4 GT Vantage).
  • DB5: 68 berlinas.*
  • DB6: 35 berlinas* (más 29 Volante).
  • DB6 MkII: 70 berlinas* (más 13 Volante).
  • DBS: 290 berlinas.*
  • AM Vantage (6 cilindros): 70 berlinas.*
  • AM V8 Vantage: 372 berlinas* (más 194 Vantage Volante).
  • V8 Vantage Zagato: 52 berlinas* (más 8 Vantage Volante).
  • Vantage/V8 Vantage: 273 berlinas* (más 40 especiales).
  • DB7 V12 Vantage: 2,086 cupé (más 2,056 Volante).
  • V8 Vantage (VH): 15,458 cupé (más 6,231 Roadster).
  • V12 Vantage: 2,957 – todos los modelos, incluyendo V12 Vantage S.

Fuente: Aston Martin

Fotografías: Aston Martin

Print Friendly, PDF & Email