CITROËN

EL CITROËN 11, FABRICADO DESDE 1935 HASTA 1957, DEMOSTRÓ LA CAPACIDAD DE LA MARCA GALA PARA INNOVAR Y ROMPER MOLDES TÉCNICOS: SUS CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS, TALES COMO CARROCERÍA MONOCASCO Y TRACCIÓN DELANTERA, SON PLENAMENTE VIGENTES 80 AÑOS DESPUÉS DE SU PRESENTACIÓN

CITROËN

André Citroën, ingeniero, montó una fábrica  para hacer mecanismos de caja de cambios con engranajes cónicos en ángulo recto. En 1908 se hizo cargo de la fábrica de automóviles Mors, consiguiendo reflotarla. Gracias a su amistad con Henry Ford fue conocedor de primera mano de las técnicas utilizadas en los EE. UU. para producir en grandes series. Ello le permitió diseñar e  instalar grandes fábricas para abastecer de material bélico al gobierno francés durante la Primera Guerra Mundial.

Tras la Guerra diseño y fabricó su primer automóvil, el 10 CV Type A, presentado el  4 de junio de 1919 durante el Salón de París. Fue el primer coche europeo construido en grandes series (se vendieron 28.400 ejemplares), el primer coche económico pero completamente equipado (cinco neumáticos, capota, instalación eléctrica y arranque), de los primeros con el volante a la izquierda y con llantas de chapa troquelada.

CITROËN

Las inversiones efectuadas para acometer el diseño y fabricación del nuevo modelo 7 CV Traction provocaron la quiebra de su empresa: André Citroën se vio obligado a venderla a su principal acreedor, el fabricante de neumáticos Michelín. Cuenta la leyenda que André Citroën al comunicarle a su equipo la situación de quiebra dijo “si los Michelín sostienen con sus ruedas nuestros coches, espero que también podrán sostener nuestras empresa”.

En las Navidades de 1934 la Societé Anonyme André Citroën fue liquidada oficialmente. Su fundador, André Citroën falleció enfermo y arruinado el 3 de julio de 1935.

CITROËN

Tras la declaración de quiebra y posterior adquisición de la firma por Michelín a finales de 1934 se hizo cargo de la gestión Edouard Michelín, quien nombró a Pierre Michelín responsable del área financiera y colocó a Jules Boulanger al frente de las áreas técnica y de producción. En 1937 falleció Pierre Michelín, pasando el control de la empresa Jules Boulanger.

Tras liquidarse las deudas, por importe de 150 millones de francos, se decidió continuar con el diseño y fabricación de automóviles. El nuevo equipo gestor basó su filosofía de trabajo en la excelencia y la innovación tecnológica, combinadas con un estricto control de costes para poder extender el automóvil a la inmensa mayoría.

CITROËN

Citroën, para fortalecer su posición en el mercado de los coches de lujo, compró la legendaria marca italiana Maserati. Fruto de esta colaboración fue la fabricación del avanzado Citroën SM, dotado de un motor V6 desarrollado por Maserati. La delicada situación económica del momento y las débiles ventas de este modelo forzaron la disolución de esta alianza en 1973.

En diciembre de 1974 el Grupo Peugeot adquirió a la Michelín el 38% del capital social de Citroën, porcentaje que en 1976 ascendió al 90%. De esta manera la Citroën quedaba como una filial del Grupo Peugeot, PSA, aunque conservando su independencia, dirección general, gama de modelos y dirección comercial. De este modo el grupo privado PSA haría frente en condiciones de igualdad a la potente empresa pública Renault.

Historia del 11 CV

CITROËN

El origen del 11 CV hay que buscarlo en las condiciones establecidas por André Citroën a sus ingenieros de cara al nuevo modelo a desarrollar: este quería fabricar un automóvil ligero, de menos de 800 kgs, capaz de circular a 100 km/h,, de transportar a cuatro pasajeros, y de consumir menos de 10 litros cada 100 kms. Y todo ello con un precio inferior a 15.000 francos.

La incorporación a la firma, en 1933, del ingeniero aeronáutico André Lefèbvre, procedente de las firmas Voisin y Renault,  fue fundamental para el desarrollo de este proyecto. Presentó el boceto de un pequeño automóvil con tracción a las ruedas delanteras y carrocería monocasco, conocido como Petit Voiture (PV), dotado de un motor de 7 caballos fiscales.  El diseño de la carrocería fue obra de Flaminio Bertoni, diseñador italiano que creó además las carrocerías de los Citroën 2CV y del avanzado DS.

CITROËN

El proyecto recibió la aprobación de Citroën, fabricándose los primeros prototipos en agosto de 1933. El 23 de marzo de 1934 fue presentado ante concesionarios seleccionados, siendo bautizado como 7CV, versión A. El 18 de abril se realizó su presentación oficial.

Las primeras unidades vendidas presentaron muchos problemas derivados de las novedosas técnicas introducidas: su transmisión automática, basada en una turbina hidráulica, tuvo que se sustituida debido a sus bloqueos; el monocasco sufría problemas de torsión debido a la falta de experiencia en su fabricación y comportamiento real. Estos problemas se resolvieron en las siguientes versiones, B, S, y C ganándose una sólida reputación. En marzo de 1939 cesó su producción tras haberse fabricado un total de 83.789 unidades.

CITROËN

Durante el Salón de París de 1934 Citroën, además de presentar la actualización del 7 CV, con su serie B,  anunció el nuevo modelo 11 CV. Este vehículo, siguiendo las pautas fijadas por el 7 CV tenía una carrocería de diseño muy similar monocasco más ancha y larga, así como tracción delantera.

La gama del modelo 11 CV quedó integrada, básicamente, por los siguientes variantes: Ligero (AL/BL) y Normal, fabricados entre 1935 y 1939, con una potencia de  46 caballos. Del primero se fabricaron 75.000 unidades y del segundo 40.000. La diferencia entre las versiones Normal y Ligera eran que los primeros eran un poco más largos y anchos.

CITROËN

En 1939 se ofreció una versión potenciada, Performance, de ambos modelos, que rendían 56 caballos. Se fabricaron hasta 1955, con una producción de 23.000 y 181.000 unidades respectivamente.

En 1955 los motores existentes fueron sustituidos por el nuevo Tipo D, que desarrollaba  65 caballos. Su producción se prolongó hasta 1957. Se fabricaron 17.600 unidades del 11 CV Ligero y 30.500 del Normal con esta mecánica. En 1957 cesó la producción del 11 CV para dejar paso al modernísimo DS tras haberse fabricado un total de 759.111 unidades.

El Citroën 11 Normal

CITROËN

El modelo presentado, gracias a la cortesía de Federico, es un 11 CV Normal fabricado en 1956. Está equipado con el motor D, instalado en los 11 CV desde 1955. Tiene cuatro cilindros en línea y una cilindrada total de 1.911 centímetros cúbicos. Con una relación de compresión de 6,8:1 desarrolla 65 CV a 4.000 rpm.

Esta versión equipa las llantas de chapa con cuatro agujeros, intermitentes en las aletas delanteras y un maletero dotado de una tapa lisa.

CITROËN

La carrocería, monocasco, mide 4,6 metros de longitud, con una batalla de poco más de tres metros. Estas cotas ofrecen, según Federico, un enorme espacio para las piernas de los ocupantes de las plazas traseras, en comparación con las medidas de los coches actuales. La capacidad del maletero a pesar de su capó abombado es insuficiente para el equipaje, al haberse sacrificado por la amplitud interior. Por otra parte, la colocación vertical de la rueda de recambio le resta mucho espacio útil al mismo.

CITROËN

La banqueta delantera, corrida, permite disponer de tres plazas, que junto con las tres traseras ofrecen una buena capacidad para un coche que mide poco más de cuatro metros y medio de longitud.

CITROËN

Destaca el cuidado puesto por los diseñadores de los interiores en la presentación de los diferentes mandos, especialmente el volante de dos brazos pintado en el mismo tono gris que el salpicadero, o la pegatina que indica las presiones de hinchado de las ruedas colocada en la tapa de la guantera.

Al tratarse de una de las últimas unidades fabricadas ya cuenta con limpiaparabrisas eléctrico y manual, calefacción, luz interior y cenicero.

Impresiones de conducción

CITROËN

A primera vista llama la atención la apertura de las puertas delanteras, suicidas, que conllevan un mejor acceso a las plazas delanteras. Una vez dentro del vehículo un  enorme volante preside el habitáculo.

CITROËN

La instrumentación, con grafía en color blanco, está agrupada en una capilla enfrente del conductor, incluye cuenta kilómetros con velocímetro, amperímetro, indicador del nivel de gasolina, mandos reguladores del avance del encendido,  del starter y del arranque. Se echa en falta un termómetro de la temperatura del agua del motor, aunque según Federico son pocos los propietarios que no lo han instalado, ya que en estos modelos el control de la temperatura del motor es fundamental.

CITROËN

Una vez en marcha el enorme volante, acoplado a una dirección por cremallera, implica mucho esfuerzo para moverlo a coche parado. En movimiento se hace más cómoda y muy precisa.

En el centro del salpicadero, y al alcance de la mano derecha,  sobresale la palanca de accionamiento del cambio de velocidades, enmarcada en una placa cromada que indica la posición de las mismas. El punto más delicado de la mecánica son las juntas tipo Cardan de la transmisión, sustituidas en no pocos ejemplares por otras homocinéticas más modernas.

CITROËN

El motor, tipo D, ofrece a criterio de Federico, la potencia justa para  alcanzar una velocidad máxima de 120 km/h, aunque a 100 km/h gira desahogadamente. Los frenos hidráulicos, con tambores y zapatas en las cuatro ruedas, son suficientes para la velocidad que alcanza el vehículo. Puede decirse que lo avanzado que era en su momento hace que hoy siga siendo casi actual en su comportamiento.

CITROËN

Con un depósito de 50 litros de capacidad, y un consumo medio de 10-11 litros cada 100 kilómetros en carretera la autonomía para viajar es más que suficiente.

CITROËN

A la hora de hacer viajes largos, según nos comentaba Federico, hay que tener en cuenta que los faros van alimentados por una batería es de 6 voltios y una  dinamo.

Ficha técnica

Motor

  • Posición del motor: delantera longitudinal.
  • Número de cilindros: cuatro en línea.
  • Cilindrada (cm3):  1.911
  • Diámetro x carrera (mm.): 78 x 100
  • Relación de compresión: 6.8:1
  • Distribución: árbol de levas lateral accionado por cadena; dos válvulas por cilindro en culata accionadas por balancines.
  • Potencia (cv/rpm):  65 a 4.000
  • Par motor (mkg): 12,17
  • Carburación: carburador 32 Solex PBIC.
  • Instalación eléctrica: batería de 6 y dinamo.

Carrocería

  • Tipo: monocasco, fabricada en acero diseñada por Flaminio Bertoni.
  • Número de puertas: cuatro.
  • Batalla (mm.): 3.090
  • Longitud (mm.): 4.620
  • Anchura (mm.): 1.710
  • Altura (mm.): 1.490
  • Peso (kg.): 1.120
  • Neumáticos: 165 x  400
  • Capacidad del depósito de combustible (litros): 50
  • Dirección: cremallera.

Transmisión

  • Tracción: delantera.
  • Caja de cambios: manual de tres velocidades y marcha atrás.
  • Embrague: monodisco en seco, de accionamiento mecánico.

Suspensión

  • Delantera: independiente con paralelogramos deformables, barras de torsión y amortiguadores hidráulicos telescópicos.
  • Suspensión trasera: eje cruciforme, brazos longitudinales, barras de torsión transversales y amortiguadores hidráulicos telescópicos.

Frenos

  • Ruedas delanteras: tambores de accionamiento hidráulico.
  • Ruedas traseras: tambores de accionamiento hidráulico.

Prestaciones

  • Velocidad máxima (km/h): 120
  • Consumo medio (l/100 km): 10-11.

Producción

  • Período de fabricación: 1935-1957
  • Unidades fabricadas: 759.111
  • Precio: en 1955 el precio del Citroën 11 Normal era de 72.000 pesetas.

Curiosidades

  • El doble chevron, emblema de la marca, procede de la vista frontal de dos engranajes cónicos en ángulo recto.
  • En una osada campaña publicitaria la célebre Torre Eiffel de París apareció el 4 de julio de 1928 iluminada con 280.000 bombillas que escribían su nombre.

Agradecemos a Federico su amable colaboración para la elaboración de este reportaje.

Más información:

www.citroen.es

Texto y fotografías: Juan Inigo Ros

Print Friendly, PDF & Email