César Gracia con una Ducson Reprís.

  • CÉSAR GRACIA FUE UN DESTACADO PILOTO DE MOTOS VALENCIANO DURANTE LOS AÑOS 50 Y 60 DEL PASADO SIGLO
  • COLABORA ACTIVAMENTE CON RETRO AUTO&MOTO VALENCIA, I SALÓN DEL VEHÍCULO CLÁSICO Y DE ÈPOCA QUE TENDRÁ LUGAR DEL 18 AL 20 DE OCTUBRE EN FERIA VALENCIA
  • CÉSAR SE DEFINE COMO “UN ROMÁNTICO DE LAS MOTOS”

Valencia, 5 de octubre de 2013.- César Gracia es uno de los pilotos más destacados pilotos valencianos que despuntó en los años 50 y 60 del pasado siglo, compartiendo protagonismo con personajes tan queridos por la afición local como Paco González o Rafael Segura. César siempre ha estado vinculado al mundo de las dos ruedas,  pues su familia regentó un negocio de venta y reparación de motos, y por su carrera deportiva, que se desarrolló entre 1957 y 1965. Posteriormente siguió trabajando en el sector del automóvil, acumulando una importante experiencia en marcas como NSU y Ford. César nos explica divertido que tiene una fotografía, siendo un bebé en brazos de su madre junto a su padre a punto de salir en una carrera, ¡desde siempre ha mamado la afición hacia la moto!

Los aficionados al mundo del deporte del motor han podido ver y conocer a César en multitud de eventos dedicados al mundo del vehículo clásico, como fue el caso de la feria de vehículos históricos Motor  Época, impartiendo charlas en clubes de vehículos históricos, participando activamente en eventos como los Días Ricardo Tormo, Jarama Vintage Festival o Espíritu de Montjuïc; también ha organizado exposiciones de motos clásicas en Valencia. En todos ellos, César Gracia nos ha acercado a un trozo de nuestro legado histórico y deportivo con una afición desbordante.

Por estas razones, no es extraño que César haya asumido el reto de organizar  todo lo relativo al mundo de las ruedas en el próximo  Salón del Vehículo Clásico y de Época, que tendrá lugar del 18 al 20 de octubre en Feria Valencia.

¿Qué es lo que ofrece este año Retro Auto&Moto Valencia, a un aficionado para que se acercarse a la feria?

CÉSAR GRACIA COLABORA ACTIVAMENTE CON RETRO AUTO&MOTO VALENCIA, I SALÓN DEL VEHÍCULO CLÁSICO Y DE ÈPOCA QUE TENDRÁ LUGAR DEL 18 AL 20 DE OCTUBRE EN FERIA VALENCIA.

Pues vamos a ver lo que no se ha visto nunca; organizando esta exposición ha descubierto un fabricante de motos en Petrer…. estamos preparando una selección de motos valencianas, del orden de unas 35 motos, entre las que vamos a incluir algunas de carreras, aunque no sean las más antiguas, como la Montesa que se hizo aquí; entre estas motos habrá unas selección de scooters, entre ellos los más importantes, habrán ejemplares de las marcas SB (Sanchís Bueno), Villof (Vicente Llorens), Silco (Silvestre y Corell), Lube, BJR, Piqueras, DM  Inesmo, CP (Cándido Pérez), muchas de ellas  desconocidas para el gran público.

Además, expondremos material y documentación inédita del scooter Cimera, obra de José Bolinches; lo que no tengamos de producto, tendremos como fotografías en las que aparece, como cabalgatas y ferias.

Estas motos fueron fabricadas por autodidactas que, por ejemplo, ya fabricaban cilindros de aluminio para motores de cuatro tiempos, ¡cosa que es de hace cuatro días!  Eran mecánicos extraordinarios, de una generación que no puedes ni imaginarte; no tenían  herramientas y había una gran carestía de materiales: como no se podía encontrar chapa, se aprovechaban los bidones de aceite tras quitarles las tapas…. Tampoco había neumáticos… Para hacer cuadros se usaban tubos de somier… ¡Hoy no cabe en la cabeza, no se puede entender…!

César nos explica que en alguna red social ha leído comentarios despectivos sobre las motos de aquellos años, en el sentido de que a alguien le parecen feas, a lo que él nos argumenta que se realizaban con medios muy precarios. También nos destaca que asombra saber que muchas innovaciones que hoy conocemos estaban hace 70 años… y eso asombra, porque no tenían ni los materiales ni los medios que hay hoy….

¿Por qué gustan tanto las motos?

Todos a los que nos gustan las motos somos unos románticos, ya sea por el recuerdo de los  padres o del abuelo que tuvieron una, o porque fue el medio de transporte que había en una familia… La moto tiene mucho gancho sentimental; recuerda las cartillas de racionamiento, de fumador…. También traen muchos recuerdos las pruebas que se celebraban en Valencia hace cincuenta o sesenta años, como “la prueba del litro”, consistente en recorrer la máxima distancia con un litro de gasolina, cuando estaba racionada, o los circuitos por los que se corría en La Alameda, y zonas que actualmente son la Av. de Blasco Ibáñez, Av. del Cid, Estación de Autobuses, etc.

¿Dónde han encontrado estas piezas?

De coleccionistas, en algunos casos hijos y familiares de sus creadores, de esos autodidactas y genios de la mecánica.

¿Qué personajes se verán en Retro Auto&Motor Valencia?

Tenemos previsto que vengan el hijo y una hija de Vicente Llorens, fabricante de Villof; va a venir, como auténtica primicia la señora Amparo Ramírez, famosa por haber probado en 1954 una moto anfibia en La Albufera; también tendremos a la tercera generación de los Sanchis, que son los que hacían la SB (Sanchis Bueno); queremos que vengan miembros de las familias Esplugues, y Piqueres, y algún piloto de carreras, como Olmos. Nos estamos encontrando con que les hace ilusión. Entregaremos un diploma a los coleccionistas que nos han cedido sus motos  y a los invitados, una placa de recuerdo.

Aprovechando la feria, habrá algún tipo de concentración de motos?

Se está estudiando hacer una salida el sábado, a la que acudirían algunos coches, para comer, en Cullera, y después de comer venir a la feria, teniendo sitio para dejar las motos y los coches.

¿Qué está haciendo la organización del Salón para revitalizar la feria de clásicos en Valencia?

Exposición de memorabilia vista en la exposición 101 Motos Españolas celebrada en Valencia en febrero de 2013.

De momento, a los que colaboramos en la organización, nos tratan de manera diferente, tenemos más recursos de los que teníamos hasta ahora, especialmente para facilitar que el aficionado nos preste su moto para exponer; también se están dando muchas ventajas para que los clubes estén presentes para favorecer la asistencia de los aficionados, de los clubes… Se potenciará que los aficionados vayan con sus coches y sus motos clásicas dándole más vida… Es una cadena: si no tienes nada atractivo la gente no compra la entrada.

¿Cómo ve hoy el estado de salud de la afición a las motos clásicas?

Cada vez hay más afición y gusta más. Otra cosa es la restauración de las motos, hace falta dinero, es muy caro. Cuando son aficionados que llevan la idea de hacer parte del trabajo, es asumible, pero cuando hay que depender del mecánico es muy caro. En Valencia la afición tiene buena salud, siempre ha sido así.

Hace poco fui al taller de mi hermano, dejo la Impala aparcada y al momento, ¡bum! , aparece alguien que dice “caballero, esa moto de ahí, ¿es para vender?” “no” “dígame lo que quiere”, “no está en venta le replico”, hay mucha afición…

Ahora la afición está algo diluida, porque ahora el aficionado no está tan asociado a una marca, como ocurría antes con Montesa o Bultaco, ahora no; antes se lloraba si la marca había ganado o perdido… Fue una época increíble, ahora con tanta marca no este vínculo no se da. Sin embargo, en concentraciones donde acuden aficionados ingleses sí que se ven esas familias, los de las BSA, los de las Norton….

César nos explica un reciente viaje que ha realizado a Cantabria y Asturias a una de las concentraciones más importantes de Europa, donde ha podido disfrutar de pruebas tan variopintas como “las 5000 curvas en un día”, que suponen estar más de 11 horas sobre la moto, pruebas de velocidad en circuito, todo ello en un ambiente cosmopolita, con predominio de los aficionados ingleses, a los que califica como “padres de la moto”.

¿Cómo se porta a la Administración con las motos clásicas?

Ni fú ni fa,  en algunos ayuntamientos se conceden exenciones a los impuestos municipales…. Sí que vemos que están haciendo polvo a las motos de campo por temas medioambientales, tienen muchas dificultades para realizar salidas; en Catalunya, incluso en fincas privadas no les conceden los permisos. Muchas veces acaban rodando por los caminos que hay junto a las vías del tren, no considerados como terreno forestal.

¿Cómo ve el presente de la moto?

Pienso que tiene que dar más vueltas y volver a lo simple, igual que el automóvil…  Se complica todo y se incrementa el precio.  El ejemplo lo ha puesto Renault con el Dacia, no hace falta tanto…. No nos hacen falta tantas cosas.

Clásicos al Volante agradece a César Gracia, a Álex Adalid y al diario Las Provincias las facilidades prestadas para la elaboración de este reportaje.

Más información:

http://www.eventosmotor.com/

Texto y fotografías: Juan Inigo Ros

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorBOSCH APOYA LA RENOVACIÓN DE EQUIPOS DE DIAGNOSIS PARA INDUSTRIALES
Artículo siguientePRINCIPALES CIFRAS DE LA SINIESTRALIDAD VIAL DEL AÑO 2012