JAGUAR I-PACE
  • EL JAGUAR I-PACE ES EL BUQUE INSIGNIA DE JAGUAR EN CUANTO A MOVILIDAD ELÉCTRICA SE REFIERE
  • SU CONDUCCIÓN NO DEFRAUDA, AL CONTRARIO, NOS OBLIGA A REPLANTEARNOS LA CONCEPCIÓN QUE TENÍAMOS DE LOS VEHÍCULOS ELÉCTRICOS
  • TRAS ESTA PRUEBA, TENEMOS CLARO QUE LA MOVILIDAD ELÉCTRICA HA ALCANZADO UN IMPRESIONANTE GRADO DE MADUREZ Y SOFISTICACIÓN, SUMANDO MÉRITOS PARA QUEDARSE…
  • EL I-PACE ESTÁ DISPONIBLE EN LA RED OFICIAL JAGUAR DE CONCESIONARIOS EV EN ESPAÑA, CON UN PVP DESDE 80.570.-€

Valencia, 7 de marzo de 2020.- En los últimos años hemos tenido la ocasión de rodar y probar diferentes vehículos “limpios”, “ecológicos” o “sostenibles”, es decir, eléctricos como el Renault ZOE, o el KIA SOUL EV, híbridos enchufables como el Mitsubishi Outlander PHEV, híbridos MHEV como el Range Rover Evoque o el híbrido de  gasolina por excelencia, el Toyota Corolla Hybrid TS …. y hace no mucho tiempo pudimos conocer un eléctrico puro que representa lo mejor que puede ofrecer su fabricante: el Jaguar I-Pace. Para ello, aprovechamos las facilidades dadas por la marca para participar en la prueba de producto.”Electri-city Tour” organizada en Valencia.

El Jaguar I-Pace

EL JAGUAR I-PACE ES EL BUQUE INSIGNIA DE JAGUAR EN CUANTO A MOVILIDAD ELÉCTRICA SE REFIERE

El Jaguar I-Pace, disponible en el mercado español desde marzo de 2018, ha tenido el difícil papel de introducir -y representar- a la emblemática marca inglesa en el novedoso mercado de los vehículos eléctricos puros premium. Para ello, en lugar de adaptar uno de sus modelos existentes a esta configuración mecánica, han partido de una hoja en blanco, tal y como explica Ian Hoban, Responsable de la Línea de Producto Jaguar: “Desde el inicio partimos de una hoja en blanco para aprovechar las posibilidades que nos brindaba la tecnología eléctrica con una arquitectura diseñada para optimizar el rendimiento EV, la mejor aerodinámica y el espacio interior. El resultado es el I-Pace, un verdadero Jaguar y un sueño eléctrico hecho realidad. (…) Para el propietario de un I-Pace, las gasolineras son cosas del pasado. Después de una noche recargando se levantará cada mañana con el tanque lleno! (,,,) Con una batalla de 2.990mm y una longitud de 4.682 mm el I-Pace tiene un aire similar al F-Pace con el espacio interior de un coche mucho más grande. (,,,) El Jaguar I-Pace es el vehículo completo. Su impresionante diseño y la innovadora ingeniería se combinan para ofrecer un rendimiento eléctrico impresionante, una practicidad SUV y todo con cero emisiones”.

La técnica del I-Pace

EL I-PACE FUE DISEÑADO PARA SER UN VEHÍCULO ELÉCTRICO PURO

Jaguar diseñó el I-Pace desde el principio para ser un eléctrico puro, BEV (Battery Electric Vehicle), dotado de un sistema de tracción eléctrica a las cuatro ruedas, procedente de dos motores diseñados por Jaguar, que entregan un total de 400 CV y 696 Nm de par, lo cual permite acelerar de 0 a 100km/h en 4,8 segundos.  Su fabricación se realiza en la planta austriaca de Magna Steyr.

Las líneas y proporciones del I-Pace son el resultado de su sistema de propulsión eléctrico y de la arquitectura que lo sustenta. El perfil del habitáculo “hacia delante” es una progresión natural del lenguaje de diseño de Jaguar, manteniendo intactos rasgos característicos como son la parrilla y la iluminación de sus faros de día.

Los seguidores de la marca habrán comprobado que el I-Pace se inspira en el súper deportivo C-X75, incluyendo los paragolpes, las curvas, los pasos de rueda musculosos y una línea de cintura alta, así como las llantas de 22 pulgadas. Llega cargado de elementos aerodinámicos como un capó bajo, una línea de techo descendente y una parte trasera cuadrada que le permiten conseguir un coeficiente aerodinámico de solo 0.29. La parrilla canaliza el aire hacia el capó, el parabrisas y el techo con forma de coupé para reducir la resistencia del viento. El flujo de aire para refrigerar la batería y el sistema de climatización pasa a través de las Láminas Activas, en el paragolpes frontal, que se abren o cierran según las necesidades de refrigeración. Los tiradores de las puertas enrasados en la carrocería contribuyen a la excelente aerodinámica, emergiendo de las puertas con solo presionar el botón de la llave o al tocarlas. La suspensión neumática opcional mejora la eficiencia y optimiza la autonomía reduciendo la altura del vehículo 10 mm a velocidades superiores a 105 km/h. La tecnología de iluminación Matrix LED enfatiza la limpieza de líneas del I-Pace, gracias a un diseño compacto que incorpora la doble J en los faros, marca de la casa, con los intermitentes integrados.

JAGUAR CX-75

Ian Callum, Director de Diseño de Jaguar explicó sobre el diseño del tren de propulsión del I-Pace: “El tren de propulsión eléctrico del I-Pace nos ha ofrecido una libertad de diseño sin precedentes. Empezar con una hoja en blanco nos permitió crear un habitáculo enfocado a la parte delantera con unas proporciones interiores únicas, siendo aun así, un Jaguar. Queríamos diseñar el vehículo eléctrico más deseable del mundo, y estoy convencido de que lo hemos conseguido”.

Uno de los aspectos clave en un vehículo eléctrico puro, es decir que depende de la energía acumulada en sus baterías y de su capacidad para recargarlas, es el tamaño de las mismas y la autonomía que le proporciona: son de Ion Litio, tienen 432 celdas, una capacidad de 90kWh y son capaces de proporcionar una autonomía de 470 km (calculada según el ciclo europeo WLTP. Si en nuestro domicilio, o trabajo, tuviéramos instalado un cargador rápido, de 100kW de corriente contínua, en unos 40 minutos podríamos recargarlas en un 80%, y con tan solo 15 minutos se obtendrá la energía suficiente para rodar 100 km. En caso de disponer una instalación doméstica, con un cargador de pared (Wall box) de corriente alterna de 7kW, se logrará el mismo estado de carga en poco más de diez horas, ideal para una recarga nocturna. Siempre que el I-Pace esté conectado a la red eléctrica regulará automáticamente la temperatura de la batería para ofrecer la máxima la autonomía gracias al sistema de pre-acondicionamiento de la batería.

Aspecto que preocupa al propietario de un vehículo eléctrico es la duración de las baterías: la marca ofrece una garantía de 8 años (limitada a 160.000 km y 70% de su capacidad) así como unos intervalos de servicio cada 34.000 kilómetros o dos años, lo que antes ocurra. La garantía del vehículo es de 3 años sin límite de kilómetros. Pensando en el final de la vida útil de las baterías Jaguar tiene planes para prolongar la vida de las baterías de sus coches con socios expertos en reciclaje y una segunda vida para las baterías.

EL ENCHUFE DE CARGA ES UNO DE LOS DETALLES QUE DELATAN EL CARÁCTER ELÉCTRICO DEL I-PACE

Una app para el móvil le permitirá al conductor o usuario del I-Pace monitorizar la carga de su vehículo desde cualquier punto o confirmar el alcance de su autonomía a mitad de camino. Por ejemplo, se puede pre acondicionar la batería y el habitáculo antes de iniciar un viaje para ampliar su autonomía. El uso de energía eléctrica de la red para acondicionar el vehículo cuando está enchufado le permite no perder autonomía). El sistema de navegación EV asegura una autonomía perfecta.

En el día a día, la marca señala que “con un competitivo coste/vida útil y los valores residuales, el I-Pace será una opción muy popular entre el cliente particular, el profesional y las empresas que busquen reducir su impacto en el medio ambiente y los costes de su flota. (…) Con cero emisiones, el propietario del I-Pace, se podrá beneficiar de menores impuestos, rebajas en autopistas o exención del pago por aparcar en zonas restringidas”. 

La batería transmite la corriente eléctrica a dos motores eléctricos -diseñados por Jaguar- de imanes permanentes síncronos que mueven los ejes delantero y trasero. Cada motor, situado alrededor de una compacta transmisión epicicloidal de una sola velocidad, y un diferencial, facilita el par necesario de forma instantánea y precisa a las cuatro ruedas, de forma que el I-Pace puede adaptar constantemente el reparto de potencia necesario entre el eje delantero y el trasero según las condiciones de la carretera.

EL ALUMINIO HA SIDO UTILIZADO PARA FABRICAR EL BASTIDOR DEL I-PACE

El nuevo chasis de aluminio EV, tiene las baterías situadas en el centro, entre los dos ejes, consiguiendo crear la plataforma más rígida de Jaguar. La ubicación de la batería permite una distribución perfecta del peso 50:50 y un centro de gravedad unos 130 mm más bajo que en el F-Pace. Una avanzada suspensión delantera de doble triángulo y una trasera Integral Link ofrecen mucho confort y la resistencia al balanceo necesaria en una conducción dinámica. Con ellas se asegura un manejo excelente, un buen agarre y la mejor respuesta de la dirección. La suspensión cuenta con brazos de aluminio que permiten reducir el peso y facilitar el espacio interior.

Jaguar ha diseñado el I-Pace para funcionar tanto en climas fríos como cálidos y con temperaturas de hasta -40ºC gracias a la baja resistencia de las celdas, el aislamiento del paquete de la batería y el avanzado sistema de gestión térmico: con temperaturas moderadas, la batería usa un enfriador para mantener la mejor eficiencia energética. Una unidad de refrigeración unida al sistema de climatización del vehículo se activa solo cuando hace mucho calor para controlar la temperatura de las celdas y maximizar la potencia disponible. En condiciones de frío, una bomba de calor ayuda a mantener las condiciones óptimas de trabajo de las celdas y del habitáculo del coche. Este sistema utiliza la energía del exterior y el calor extraído de los inversores y la unidad de potencia para calentar el habitáculo, en lugar de depender únicamente de la energía de la batería. De este modo se puede ampliar la autonomía en casi 50 km, incluso en un invierno helador.

Al volante

EL PUESTO DE CONDUCCIÓN DEL I-PACE ES DEPORTIVO Y LUJOSO, TAL Y COMO NOS TIENE ACOSTUMBRADA LA MARCA

La prueba del Jaguar la realizamos durante una soleada tarde del pasado mes de noviembre, durante la cual recorrimos 45 km por una atractiva ruta, que incluyó la AIII y la bonita carretera que nos conduce hacia Loriguilla. A la hora convenida nos personamos en las instalaciones de Británica de Automóviles, el concesionario de la marca en Valencia que coordina las pruebas.

La presencia del I-Pace es realmente imponente, al ser un SUV grande y aspecto atlético, algo que nos resulta familiar de su hermano F-Pace, modelo que pudimos probar hace algún tiempo. Acompañados por una monitora nos ponemos cómodos en el deportivo habitáculo del Jaguar. Tal y como nos tiene acostumbrada la marca, materiales de calidad, excelentes ajustes y un sutil toque deportivo. Tras ajustar el asiento y lo espejos con sus correspondientes ajustes eléctricos, echamos un vistazo a la instrumentación, la cual nos resulta familiar y diferente al mismo tiempo, al recoger en sus pantallas los parámetros de funcionamiento del vehículo eléctrico. Nos fijamos en el indicador de la carga de las baterías y la autonomía de la que disponemos, del cual no le quitaremos la vista durante toda la prueba.

En el salpicadero del I-Pace el protagonista indiscutible es la nueva interfaz hombre-máquina (HMI) que contiene dos pantallas táctiles en el centro de la consola diseñadas para minimizar las distracciones del conductor, mediante la separación de la información y los controles interactivos de forma lógica. Los controles giratorios son la conexión esencial entre el vehículo y yo como conductor.

DETALLE DE UNA DE LAS PANTALLAS TÁCTILES DE LA CONSOLA CENTRAL

El Head-Up Display a todo color de Jaguar proyecta en el parabrisas información básica como la velocidad del vehículo y las instrucciones del navegador para que no aparte la vista de la carretera. Esta avanzada tecnología está soportada en una pantalla Interactiva de 12 pulgadas detrás del volante.

El nuevo Navegador EV tiene en cuenta la topografía de la ruta que vamos a realizar con notas tomadas de viajes previos y nuestro estilo de conducción, para calcular la autonomía disponible con una precisión excepcional, ofreciendo así una mayor tranquilidad. El sistema de navegación puede sincronizarse con alguna de las aplicaciones de viajes de nuestro teléfono inteligente para planear los desplazamientos que incluyan conducción, caminar o el uso del transporte público. Este modo está soportado por el “Modo Llegada” que puede sugerir el parking disponible más cercano en aparcamientos conectados o el punto de recarga más próximo a nuestro destino final.

Además, de su avanzado sistema de propulsión eléctrico, el I-Pace utiliza el sistema Smart Settings, una tecnología de inteligencia artificial para aprender del conductor, anticiparse a sus necesidades y ayudarle para que su desplazamiento sea lo más agradable posible. Al usar el mando y la señal de Bluetooth del teléfono inteligente, el I-Pace reconocerá que se acerca, y una vez aprendidas sus preferencias, garantizará que sus ajustes habituales de control de la temperatura, información y entretenimiento estén listos cada vez que se pongan tras el volante. Con el tiempo, los algoritmos podrán ofrecer al conductor opciones a la carta basadas en el tiempo, la localización, la climatología y distintos patrones de comportamiento; así, podría ajustar la temperatura del volante y los asientos a la climatología exterior.

LA BATERÍA TRANSMITE LA CORRIENTE ELÉCTRICA A DOS MOTORES ELÉCTRICOS -DISEÑADOS POR JAGUAR- DE IMANES PERMANENTES SÍNCRONOS QUE MUEVEN LOS EJES DELANTERO Y TRASERO

Según Peter Virk, Director de Vehículos Conectados y Futura Tecnología de Jaguar Land Rover, “El I-Pace es el primer Jaguar en utilizar el aprendizaje automático de inteligencia artificial para crear una mejor experiencia de conducción. Al utilizar la tecnología para identificar y automatizar algunas de las tareas rutinarias que pueden distraer o incomoda al conductor, el primer SUV eléctrico de altas prestaciones de Jaguar cambiará la percepción de cómo debe ser la conducción diaria”.

Seleccionamos la posición D en la palanca del cambio, se desbloquea el freno de mano eléctrico y pulsamos el botón de “start”. La instrumentación cobra vida, pero poco más nos indica que el vehículo está preparado para iniciar la marcha. Rozamos el acelerador porque sabemos que este tipo de vehículos tienen una respuesta inmediata en su entrega de potencia, con lo que hay que ser prudentes cuando hablamos de una potencia de 400 CV y un par motor de 696 Nm. El par instantáneo disponible nos proporciona una impresionante aceleración de 0 a 100km/h en solo 4,8 segundos, cifras dignas de un súperdeportivo. La veocidad máxima está limitada a unos “modestos” 200 km/h.

Mike Cross, Ingeniero Jefe de Jaguar comentó sobre la dinámica del vehículo: “El I-Pace es un verdadero Jaguar, que brinda una dinámica enfocada en el conductor con una conducción, manejo y refinamiento excepcionales. Con tecnología AWD y sus 400CV, nuestro primer vehículo eléctrico, ofrece aceleración instantánea en todas las superficies o carreteras y en todas las condiciones”.

LA SUSPENSIÓN NEUMÁTICA OPCIONAL MEJORA LA EFICIENCIA Y OPTIMIZA LA AUTONOMÍA REDUCIENDO LA ALTURA DEL VEHÍCULO 10 MM A VELOCIDADES SUPERIORES A 105 KM/H.

En total silencio nos incorporamos a la AIII, donde tanteamos la respuesta del I Pace. Sin apenas darnos cuenta sobrepasamos el límite legal, con lo que extremamos la precaución al respecto, algo que nos cuesta dada la ausencia de las referencias que tomamos en otros vehículos (ruidos o pequeñas vibraciones). Tras unos pocos kilómetros abandonamos la A3 y nos incorporamos a la carreta que nos conducirá hacia Loriguilla. Circulando por la misma empezamos a familiarizarnos con la respuesta del I Pace, recordándonos a la de su hermano F-Pace. Aprovechamos la capacidad que tiene para regenerar energía durante el frenado, algo que hacemos levantando el pie del acelerador, con lo que se consigue reducir la velocidad del coche haciendo que el habitual pedal del freno se utilice lo justo. En el I-Pace los ingenieros de Jaguar han cambiado el sistema de frenada convencional por servo freno por una bomba eléctrica. Esto le da al sistema de frenos más flexibilidad en el uso de la frenada regenerativa y la tradicional frenada mecánica, por con una sensación de control y precisión en el pedal en cualquier circunstancia.

El I-Pace también me permite seleccionar más o menos la fuerza de la frenada regenerativa para optimizar y maximizar la autonomía. Cuando se selecciona la posición más alta el sistema permite conducir prácticamente con el pedal del acelerador, puesto que al levantar el pie del mismo el coche ya empieza a frenar. Es incluso posible llegar a una fuerza máxima de regeneración de la frenada de 0,4G. Comprobé que en situaciones de tráfico intenso podía desconectar el sistema de frenada controlando el movimiento simplemente levantando el pie del acelerador sin necesidad de frenar: el coche se aguantaba incluso parado en una cuesta.

Una vez que se le coge el tranquillo al sistema es fácil y muy cómodo de usar, permitiendo rodar a un ritmo alegre. Podemos escoger la posición Sport que genera un deportivo sonido y cambia la presentación de la instrumentación a tonos rojos. El nuevo eléctrico puro I-Pace es tecnológicamente una prueba de fuerza y el primer Jaguar en incorporar el intuitivo sistema de entretenimiento Touch Pro Duo, `Flight Deck´, que utiliza una innovadora combinación de pantallas táctiles, sensores capacitivos y controles físicos táctiles para manejar las funciones principales.

La suspensión -neumática opcional con Adaptive Dynamics- y la amortiguación variable continua también le proporcionan al I-Pace una conducción deportiva, ágil y equilibrada. Con la configuración autonivelante, incluso cuando el vehículo está completamente cargado, mantiene una óptima geometría. Como resultado, se disfruta de un excelente confort en todo momento, absorbiendo la suspensión los baches con naturalidad en cualquier situación.

Equipamiento y vida a bordo

LA CONFIGURACIÓN COMO VEHÍCULO ELÉCTRICO PERMITE UN ÓPTIMO APROVECHAMIENTO INTERIOR EN EL I-PACE

“Nos propusimos diseñar un interior emocional que excitase los sentidos, donde el conductor sea parte esencial de la experiencia y los pasajeros tengan el espacio que necesitan. Estar dentro de I-Pace es experimentar algo especial, eso es lo que es un Jaguar” (Ian Callum, Director de Diseño de Jaguar)

Entre la abundante dotación tecnológica podemos hablar del Recordatorio Inteligente del Teléfono le dirá al conductor si se deja el teléfono en el coche, mientras que el Listado de Llamadas Predictivo aprende del uso que hace de su teléfono para localizar contactos populares en el momento apropiado.

El sistema InControl Remote me permitía pre acondicionar la batería y el interior del coche antes de iniciar nuestro desplazamiento. Utilizando la carga cuando está conectado puede enfriar o calentar de forma que no reste autonomía. También el propietario puede prefijar las horas de recarga para obtener las mejores tarifas eléctricas.

Un nuevo sistema de navegación EV monitoriza la topografía de la ruta a seguir, incluido nuestro estilo de conducción, para hacer un cálculo personalizado de la autonomía y el modo de uso que debemos adoptar para garantizarnos así la máxima tranquilidad. El sistema utiliza una tecnología de `Configuración Inteligente´ y gracias a algoritmos de Inteligencia Artificial para identificar las preferencias del conductor y ajustar los distintos parámetros del I-Pace a sus deseos.

BAJO EL CAPÓ DELANTERO ENCONTRAMOS UN PEQUEÑO MALETERO QUE PERMITE GUARDAR EL CABLE DE ALIMENTACIÓN ELÉCTRICA

Este es también el primer Jaguar que puede recibir actualizaciones de software de forma remota. Esto asegura que el I-Pace esté siempre actualizado con las últimas actualizaciones de su sistema de entretenimiento, la unidad telemática y la capacidad de carga de la batería, reduciendo así la necesidad de acudir al concesionario oficial de Jaguar. El propietario puede utilizar también sus aplicaciones favoritas con el servicio de Jaguar Land Rover inControl Apps, a la vez que dispone de WI-FI 4G y puntos de recarga USB para los cinco pasajeros.

La atención por el detalle, una funcionalidad de vanguardia y el avanzado sistema de información y entretenimiento Touch Pro Duo se combinan con la exquisita consola central flotante para establecer un estándar de diseño interior que otros imitarán. Las pantallas táctiles de alta definición, y los interruptores capacitivos complementan los controles multifunción giratorios táctiles para obtener una experiencia atractiva e intuitiva. Para asegurar que el propietario tiene siempre acceso al último software de entretenimiento, telemático o el control de la carga de la batería, el I-Pace será el primer Jaguar en ofrecer un software remoto SOTA, del inglés Software Over The Air, que permite en todo momento la actualización de los distintos sistemas (solo cuando el coche está parado). 

EL MALETERO, DE 656 LITROS SE PUEDE AMPLIAR HASTA CONSEGUIR 1.453 LITROS DE CAPACIDAD

El interior del I-Pace ofrece 890mm de espacio para las piernas e incluye ingeniosos huecos de almacenamiento. Al no disponer de túnel central de la transmisión, hay un compartimento, en el centro de la consola de 10,5 litros para guardar el teléfono, las llaves o pequeños elementos. También hay huecos bajo los asientos que permiten guardar una tablet o un portátil. El maletero, con 656 litros, también es mayor que en la mayoría de los SUV medios y se puede ampliar el espacio de carga abatiendo los asientos hasta conseguir 1.453 litros. También hay disponible una pequeña mesa y un espacio para guardar un portátil bajo los asientos. Un techo panorámico de gran tamaño con un cristal que absorbe los rayos ultravioletas crea un espacio luminoso y refrigera el interior. Además, tanto el cristal del techo como el de las ventanas absorben los rayos ultravioletas por lo que el interior se mantiene fresco y no se necesitan cortinillas. En los guarnecidos interiores puede escogerse entre una piel de grano fino Windsor o como opción, un nuevo tejido alternativo y medioambientalmente sostenible desarrollado por los expertos daneses Kvadrat – un material de alta calidad que combina una resistente mezcla de lana con tela de gamuza reciclada. Todos los materiales han sido elegidos cuidadosamente para ofrecer acabados naturales y superficies de alta calidad, incluyendo maderas “Piano Black”, o satinadas de grano fino y aluminio pulido de precisión. La moderna paleta de colores enfatiza la luminosidad y amplitud interior, mientras que los asientos opcionales más finos realzan el aspecto deportivo del interior del I-Pace.

¿En qué podemos concluir?

EL I-PACE NOS HA OBLIGADO A REPLANTEARNOS LA CONCEPCIÓN QUE TENÍAMOS DE LA CONDUCCIÓN DE LOS VEHÍCULOS ELÉCTRICOS

Que la tecnología eléctrica ha llegado para quedarse, ofreciendo un destacado nivel de prestaciones y de autonomía, que con el tiempo se equipararán a sus primos impulsado por motores térmicos. La electrificación acabará llegando y se irán solventando los actuales problemas para recargar nuestro vehículo eléctrico.

El conductor medio tendrá que acostumbrarse a conducir de otra manera, sin marchas, frenando mucho menos y regenerando al buscando la manera de aprovechar la energía producida durante la conducción del vehículo, con aceleraciones mucho más fulgurantes y….con un silencio y una ausencia total de vibraciones al que no estamos acostumbrados. A una conducción, relajada, fácil y tranquila.

A muchos conductores les parecerá una solución idónea, pero a muchos puede que les parezca aburrida, al quedar reducida al mínimo la gestión del conductor en el gobierno del automóvil con todo lo que ello supone. O por echar de menos ese sonido que nos indica que el motor está vivo o esas referencias sensoriales que asociamos con la velocidad.

En todo caso, la evolución de los vehículos eléctricos es imparable y con el tiempo pasará de ser algo anecdótico a tener una presencia real en nuestras carreteras, de modo que durante unos años conviviremos con diferentes sistemas de propulsión.  Con todo, la electrificación en España arranca lentamente, tal y como lo reflejan las cifras de matriculaciones: Jaguar en febrero de 2020 matriculó 171 turismos en España, de los cuales 7 correspondieron al I-Pace; en todo el año 2020 han sido 369 las unidades matriculadas, de las cuales sólo 11 se corresponden al I-Pace.

JAGUAR I-PACE – COCHE DEL AÑO EN EUROPA 2019

El buen hacer de Jaguar con el I-Pace ha sido reconocido con el título de Coche del Año en los premios `Coche del Año en Europa 2019´. Esta es la primera vez que un Jaguar gana tan codiciado premio. El SUV eléctrico de alto rendimiento de Jaguar fue el único vehículo cero emisiones que llegó a la última fase, donde se impueso a los otros seis finalistas: el Alpine A110, el Citroën C5 Aircross, el Ford Focus, el Kia Ceed, el Mercedes-Benz Clase A y el Peugeot 508.

El Prof. Dr. Ralf Speth, CEO de Jaguar Land Rover, declaró: “Es un orgullo que nuestro primer coche eléctrico sea también el primer vehículo de Jaguar que gana el premio Coche del Año en Europa. El I-PACE se ha diseñado y desarrollado desde cero en Reino Unido, donde pasó de prototipo a realidad en solo cuatro años. Se trata de nuestro vehículo tecnológicamente más avanzado con batería eléctrica. Ganar el premio del Coche del Año en Europa es un honor y el auténtico reconocimiento al trabajo realizado por nuestro gran equipo”.

Diseñado y desarrollado en Reino Unido, el Jaguar I-PACE ha sido un éxito de ventas a nivel internacional con más de 8.000 entregas realizadas ya a clientes, el 75% de ellas en Europa*.

Ficha técnica

Motores eléctricos     

  • Configuración: Dos motores de imanes permanentes, Síncronos.
  • Transmisión: Epicíclica de una sola velocidad; concéntrico con motor.
  • Potencia CV (kW): 200 (147).
  • Par Nm (lb ft): 348 (256).
  • Potencia total del sistema CV (kW): 400 (294).
  • Par total del sistema Nm (lb ft): 696 (512).

Tren de potencia       

  • Configuración: Motor y transmisión integrada en los ejes delantero y trasero;
  • Tracción total eléctrica.

Batería           

  • Configuración: 90kWh Li-ion; refrigeración líquida; celdas embolsadas.
  • Número de celdas/ módulos: 432/ 36
  • Carga 0-100% en AC 7kW (horas): 12.9
  • Carga 0-80% en AC 7kW (horas): 10
  • Carga 0-80% en C 100kW (mins): 40

Chasis

  • Suspensión delantera: Doble triángulo.
  • Suspensión trasera: Integral Link.
  • Diámetro discos delanteros (mm): 350 (Ventilados).
  • Diámetro discos traseros (mm): 325 (Ventilados).
  • Muelles: Neumáticos o helicoidales.
  • Amortiguadores: Continuos variables o pasivos.
  • Dirección: Cremallera; electromecánica.

 Dimensiones 

  • Largo (mm): 4,682
  • Ancho con/sin. espejos (mm): 2,139/ 1,895
  • Alto (mm): 1,565
  • Distancia entre ejes (mm): 2,990
  • Ancho vía delantera (mm): 1,624 – 1,643
  • Ancho vía trasera (mm): 1,647 – 1,663
  • Peso en vacío; EU (kg): Desde 2,208
  • Peso en vacío; DIN (kg): Desde 2,133
  • Espacio de almacenamiento (litros): 656 más 27 (delante).

Prestaciones y autonomía    

  • 0-60mph (seg.): 4.5
  • 0-100km/h (seg.): 4.8
  • Velocidad máxima km/h: 200
  • Autonomía (ciclo WLTP): Hasta 470 km.

 Fuente: Juan Inigo Ros

Fotografías: Clásicos al Volante y Jaguar Land Rover

Infografías: Jaguar Land Rover

Print Friendly, PDF & Email