EL PALACIO VILLA ERBA CON LOS AUTOS EXPUESTOS

ENTRE EL 24 Y 26 MAYO HA TENIDO LUGAR EL CONCURSO DE ELEGANCIA DE VILLA D´ESTE. ESTE AÑO, EN SU 90º ANIVERSARIO, BAJO LA BATUTA Y PATROCINIO DE BMW, NO HA DEFRAUDADO A NADIE

25 de junio de 2019.- Por gentileza de Gentlemen Drive Magazine, hemos tenido el privilegio de ser testigos durante tres días de uno de los eventos más fantásticos y exclusivos del panorama automovilístico. Villa d´Este es el concurso de elegancia más conocido, con más tradición y glamour de los que se celebran en el continente europeo, no sólo por la calidad y belleza de los autos que participan, sino también por la ubicación y el entorno en el que se desarrolla, el Hotel Villa d´Este y el palacio Villa Erba a orillas del lago Como, en la localidad italiana de Cernobbio, al norte del país, dos localizaciones únicas, cautivadoras con o sin coches.

El lago Como es una enorme acumulación de agua proveniente del deshielo de los Alpes, con un interés paisajístico importante, en donde desde hace ya muchos años se han ido instalando personajes de lo más selecto de Europa y del planeta. En sus orillas encontramos suntuosas villas, mansiones, palacios y algunos de los hoteles más lujosos de Italia. Como se podrán imaginar, el escenario perfecto para cualquier acontecimiento relacionado con el buen gusto y la elegancia.

Un fin de semana entretenido

El programa comienza el viernes. Durante todo el día van acudiendo los concursantes al Hotel Villa d´Este en donde la organización realiza las verificaciones de rigor. Es el día perfecto para que el visitante tenga una toma de contacto tranquila con el entorno, compruebe la belleza del lugar ajeno a la vorágine que ha de llegar al día siguiente. También es un buen momento para hacer algunas fotos de los coches sin estar rodeados de gente, y para charlar con los propietarios, aunque a priori puedan parecer gente muy distante, no lo son en absoluto, en la mayoría de los casos están encantados de contar las particulares historias de sus coches mientras nosotros babeamos sin poderlo evitar.

El sábado fue el día grande, los coches se colocaron por todos los rincones del jardín del Hotel para ser contemplados durante toda la mañana por los numerosos asistentes, los cuales deben vestir en consonancia con la categoría del concurso. Éste comenzó a las 14 en punto, momento perfectamente sincronizado en el que el cielo se abrió y decidió descargar sobre Cernobbio una cortina de agua que ensombreció (nunca mejor dicho) el acto y trastocó todo el protocolo. Las mesas de los invitados se desalojaron, los miembros del jurado salieron corriendo a refugiarse, los propietarios que podían desplegaron raudos las capotas de lona de sus coches y otros se cobijaban bajo enormes paraguas que cubrían los habitáculos. Simon Kidston, el presentador y conductor del show, tuvo que improvisar bajo un toldo la zona de presentación de los automóviles participantes, en donde se nos complicó bastante la labor a los fotógrafos. Pero bueno, al final las cosas siempre salen y el evento continuó con relativa normalidad hasta el momento en que se reveló el ganador del título “Best of Show” del jurado y la “Coppa d’Oro” del público, trofeos que recayeron, como no podía ser de otra forma, en el Alfa Romeo 8c 2900 B Berlinetta Touring de color negro de 1937, el mismo que ganó hace unos meses en el concurso de Pebble Beach.

Al finalizar el concurso, el foco de interés se trasladó a Villa Erba, un suntuoso palacio con enormes jardines y salas de exposiciones a unos 1000 mts de Villa d´Este, donde por la tarde tuvo lugar la subasta de RM Sotheby´s.

El auto que mayor valor alcanzó fue el Ferrari 500 Mondial Spider de 1954, adjudicado en 3.717.500.-€. Un Pegaso Z-102 bajó el martillo en 510.000.-€, pero no cambió de manos al no alcanzar su precio mínimo.

En este enlace está el listado de lotes.

El domingo, todos los coches participantes se movieron a Villa Erba, donde se situaron repartidos por los bonitos jardines para ser contemplados por el público general, ya de una forma menos exclusiva que el día anterior.

Por la tarde, en la misma carpa y tribuna donde se hizo la subasta de RM Sotheby´s, se continuó con el concurso de elegancia en donde se repartieron el resto de trofeos, además, por referéndum entre los asistentes se decidieron dos nuevos premiados, el público otorgó el galardón al Lancia Astura Cabriolet Pininfarina de 1938 y los niños eligieron el Lamborghini Marzal de 1967.

El resto de premiados y las listas de participantes, tanto en coches como en motos, se pueden ver en los siguientes enlaces:

Y, como una imagen vale más que mil palabras, aquí tenemos las mejores fotos del evento…

Y así finalizó un fin de semana de ensueño, mágico, algo tan especial que una vez ha acabado, te deja un enorme vacío y una extraña sensación de incredulidad, según vas hacia el aparcamiento a recoger el modesto coche de alquiler te preguntas: ¿por qué no habrá un evento como éste todos los meses?

Fuente: Carlos Sanz Albarracín

Fotografías: AnchoaPhoto

Print Friendly, PDF & Email