LO QUE NECESITAS SABER PARA PASARTE DEL COCHE A LA MOTO: DESDE COMPRA Y TRANSPORTE DE MOTOS A CONSEJOS DE SEGURIDAD

25 de junio de 2020.- Muchos conductores están pensando en cambiar el coche por una moto en su día a día. Y es que la moto ayuda a aliviar los problemas de tráfico que existen en las ciudades, facilita el aparcamiento y baja los gastos de carburante. Además, el carné del coche (tipo B) permite la conducción de motos de hasta 125 cc, por lo que en la mayoría de los casos ni siquiera necesitas gastar dinero ni tiempo en sacarte un permiso diferente.

Sin embargo, el paso de un vehículo a otro requiere una pequeña adaptación. Las motos son más pequeñas y no cuentan con una carrocería que ofrezca protección al conductor, lo que hace que muchos usuarios tengan miedo a utilizarlas por el riesgo a tener un accidente. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para para que puedas pasarte a la moto sin miedo y sintiéndote seguro.

Escoge una moto que se ajuste a tus necesidades

Si te vas a iniciar en la conducción de motos, lo más recomendable es que empieces por modelos pequeños y sin una gran potencia, ya que son más fáciles de llevar y son perfectas para aprender a circular. Con el carnet B del coche, tienes opción de conducir un ciclomotor de 50 cc y dos o tres ruedas, que alcancen una velocidad máxima de 45 km/h, o también puedes llevar motocicletas o scooters de hasta 125 cc que tengan una potencia de 11KW (15 CV).

A la hora de comprar tu motocicleta, puedes recurrir a webs que ofertan vehículos de segunda mano y al servicio de empresas de transporte de motos para conseguir buenos precios y ahorrar un dinero con respecto a la compra de un vehículo nuevo.

Realiza un curso de conducción

Es muy aconsejable que, si no tienes experiencia en la conducción de motocicletas, no te metas en la ciudad sin realizar un curso. Esto te ayudará a desenvolverte, perder el miedo y circular con seguridad. Están disponibles en muchas autoescuelas y es una buena inversión. De todos modos, dale prioridad en un primer momento a trayectos cortos, circulando por zonas conocidas, y poco a poco podrás ampliar los recorridos.

Presta atención a tu equipamiento

Tener y utilizar un equipamiento adecuado cuando montes en moto es fundamental para tu seguridad, ya que protege tu cuerpo en caso de accidente. Es imprescindible que cuentes con un casco homologado de buena calidad, guantes protectores que permitan una buena movilidad, una chaqueta que tenga protección y, a ser posible, que sea impermeable, y unos buenos zapatos con los que puedas mover el pie. Conducir con ropa de verano o zapatos inadecuados (chanclas, tacones, sandalias…) pone en riesgo tu seguridad. Asimismo, los colores vivos facilitan la visibilidad de los otros conductores y los oscuros la dificultan.

Conduce con precaución

Siempre es muy ineludible conducir con precaución, pero, sobre todo cuando estamos empezando, lo recomendable es ser excepcionalmente cuidadoso. Ten en cuenta que con la moto debes prestar atención a algunos aspectos del entorno que no son muy importantes cuando circulas en coche: hay que evitar charcos, la pintura de las señales porque puede resbalar, manchas de aceite, alcantarillas o baches…

Además, procura evitar conductas que, aunque son muy peligrosas, suelen verse en la carretera, como zigzaguear entre coches o meterte en el carril contrario para evadir atascos. Haz uso de los intermitentes y no te dejes llevar por el exceso de confianza. Mantén la concentración siempre en lo que hacen el resto de vehículos y anticípate a sus movimientos en la medida de lo posible, ya que esto te evitará más de un susto.

Fuente: Redacción

Fotografía: Archivo Clásicos al Volante

Print Friendly, PDF & Email