EL FERRARI 308 GTS DE MAGNUM

UNA GRAN VARIEDAD DE AUTOMÓVILES CLÁSICOS SE HAN CONVERTIDO EN LOS PERSONAJES PRINCIPALES DE ALGUNAS DE LAS SERIES DE TELEVISIÓN MÁS IMPORTANTES DEL MUNDO

22.7.2020.- En este artículo repasamos dos coches que han creado un legado propio en la cultura popular gracias a su estilo único y original.

EL COCHE: FERRARI 308 GTS. LA SERIE: MAGNUM, P.I.

Cuando pensamos en camisetas hawaianas y en los bigotes más memorables de la televisión, solo un personaje nos viene a la mente: el detective privado Thomas Magnum, interpretado por Tom Selleck. A lo largo de la década de los 80, Magnum P.I. se convirtió en un fenómeno televisivo internacional que se extendió durante 8 temporadas y 162 episodios, y que además fue aclamado por lo crítica con 14 nominaciones a los Premios Emmys, con Selleck llevándose el galardón a Mejor Actor en el año 84. Otro de los grandes protagonistas de esta serie, el diario Luces del Siglo fue el mítico Ferrari conducido por Magnum a lo largo y ancho de las exóticas calles de Hawaii: un potente Ferrari 308 GTS.

A lo largo de la serie se utilizaron tres modelos diferentes: el Ferrari 308 GTS ’78, de rejillas rojas tras los faros delanteros; el Ferrari 308 GTSi ’81, que destacó por sus retrovisores cuadrados; y el Ferrari 308 GTSi Quattrovalvole ’84, que marcó tendencia por su flamante spoiler en el techo. Se utilizaron un total de 15 coches, 5 por cada modelo. El 308 de Magnum tuvo algunas modificaciones, desde una carrocería más espaciosa adaptada a la altura de Selleck (1.93 metros); y su techo desmontable, necesario para el estilo de vida tropical del personaje principal.

FERRARI 308 GTB

El amor por este clásico automóvil trasciende más allá de la televisión. Entre los dueños del Ferrari 308 GTS, destaca una de las leyendas de la Fórmula 1 el piloto canadiense Gilles Villeneuve, quien, según la casa de apuestas Betway Sports, donde podemos encontrar información sobre los favoritos a ganar las diferentes carreras, deleitó a los fans de la Fórmula 1 con las vueltas más duras e intensas en la historia del reconocido Gran Premio de Francia. Su 308 GTS de chasis 21371, 255 cv y motor V8 votado como el mejor motor de los últimos 20 años, fue un regalo del mismísimo Enzo Ferrari. Y Villeneuve le sacó partido y kilometraje. De hecho, lo utilizaba para trasladarse desde su casa en Mónaco a la “ciudad Ferrari” de Maranello. Se podría decir que Gilles Villeneuve fue el primer Magnum de todos los tiempos. El Ferrari de Gilles Villeneuve fue subastado en el 2018.

EL COCHE: PONTIAC TRANS AM KITT.  LA SERIE: EL COCHE FANTÁSTICO

En la década de los 80 no había un conductor con más estilo que Michael Knight, interpretado por David Hasselhoff. Pero más allá del carisma natural de “El Hoff”, su fiel compañero en la lucha contra el crimen organizado se robó el show. Hablamos de El Coche Fantástico.

KITT, EL COCHE FANTÁSTICO

Los creadores de esta gran serie de acción ochentera remodelaron un clásico y aerodinámico Pontiac Firebird Trans-Am 82 y lo convirtieron en el coche fantástico gracias a un procesador cibernético que llevaba el nombre de KITT y que contaba con la capacidad de pensar, aprender e interactuar con el ser humano. Además, de contar con una serie de funciones para coches simplemente fantásticas: desde su famoso “Turbo Boost” que le hacía volar a una gran velocidad, a los modos de conducción a dos ruedas y de piloto automático, sin olvidarnos de su propio lanzamisiles, emisor de gases y su asiento eyectable. Durante sus 4 temporadas y 90 episodios, el Coche Fantástico marcó un antes y un después en la cultura popular, lanzó a David Hasselhoff al estrellato, obtuvo una nominación a los Premios Emmys por sus innovadores efectos especiales e hizo soñar a toda una generación con un futuro donde la imaginación no tiene límites.

DAVID HASSELHOFF CON “KITT”

El Pontiac Firebird utilizado en la serie pertenecía a la tercera generación de este célebre modelo, reconocida como su versión más aerodinámica, moderna y compacta, y contaba con un motor V8 de 5 litros de cilindrada y 225 caballos de fuerza. Como dato curioso, John DeLorean, el creador del famoso DMC-12 de la trilogía de Regreso al Futuro, fue el jefe del proyecto que dio vida a la primera generación del Trans Am de Pontiac.

El Ferrari 308 GTS de Magnum P.I y el Pontiac Firebird Trans-Am del Coche Fantástico son dos automóviles clásicos que guardan un lugar especial en la vida de muchos fanáticos del automovilismo y de la televisión, dos coches que han conseguido crear un vínculo emocional que despierta el sentido de aventura de toda una generación.

Fuente: Redacción

Fotografías: Facebook/Petersen Museum/Kitt El Coche Fantástico/David Hasselhoff

Print Friendly, PDF & Email