• LA ESCUDERÍA GROUP VIRAGE ESTÁ FINALIZANDO EL DESARROLLO DEL PROTOTIPO SAND RACER COMO PASO PREVIO A SU FABRICACIÓN EN UNA CORTA SERIE
  • EL SAND RACER OFRECE UNAS EXTRAORDINARIAS PRESTACIONES OFF-ROAD GRACIAS A SU MOTOR DE GASOLINA DE OCHO CILINDROS EN V DE 520 CV, EN POSICIÓN CENTRAL, SU TRACCIÓN TRASERA, SU CAMBIO MANUAL SECUENCIAL Y SU CARROCERÍA DE FIBRA DE CARBONO

Valencia, 4 de agosto de 2019.- El pasado 29 de julio Clásicos al Volante fue un privilegiado testigo de la tercera prueba que Group Virage realizó con el prototipo del Sand Racing; esta tuvo lugar en la pista de la Escuela de Pilotaje Luis Climent, sita en el Circuit Ricardo Tormo. Allí, pudimos ver el comportamiento dinámico del prototipo y hablar con Philippe Gautheron -fundador y director de Group Virage- y con Javier Pérez Gasco, uno de los cuatro ingenieros responsables de su desarrollo técnico. El mismo se ha realizado compaginándolo con la ajetreada actividad deportiva propia de una escudería de competición.

EL COMPORTAMIENTO DINÁMICO DEL SAND RACER PROMETE GRAN DIVERSIÓN A SU AFORTUANDO PILOTO

El proyecto fue dado a conocer en 2015 por Zarooq Motors bajo el nombre Sand Racer 500 GT; fue el fruto de una colaboración entre figuras tan destacadas en el mundo del motor como el diseñador inglés Anthony Janarelly y el equipo español Campos Racing. Lamborghini desarrolló la tracción total y Mansory fue responsable de los interiores. Para el motor se escogió un V6 biturbo 3,5 de origen Nissan. Su objetivo era ofrecer un deportivo de altas prestaciones que pudiera desenvolverse con facilidad en los paisajes desérticos tan habituales en los Emiratos Árabes Unidos.

LOS RESPONSABLES DEL PROYECTO SAND RACER CON EL PROTOTIPO

Desde que se presentó el proyecto hasta hoy, éste ha sufrido cambios importantes, que han afectado a la sociedad promotora del mismo y a sus tres socios, uno de los cuales era Bruno Laffite; de estos, dos de ellos se retiraron del proyecto asumiendo el reto de reflotarlo Lafitte, afincado actualmente en los EE.UU.

AGRESIVO CONJUNTO DE LAS ÓPTICAS DELANTERAS

Para ello, recurrió a la escudería Group Virage, afincada en Valencia quien ha asumido el reto de finalizar el mismo, fabricar el primer prototipo, realizar su homologación individual en el Reino Unido y planificar la fabricación de una serie corta de ejemplares en las instalaciones de Group Virage en Valencia.

EL HÁBITAT NATURAL DEL SAND RACER SERÁN LA PISTAS FORESTALES, CAMINOS O DUNAS EN EL DESIERTO

El test que pudimos presenciar fue el último antes de que el vehículo fuera enviado a los EE.UU., donde se homologará y se finalizará su montaje como paso previo a su exhibición ante los posibles inversores interesados en participar en el proyecto. Con este, se han realizado tres pruebas, incluyendo una que se realizó fuera del asfalto, sin carrocería, para ajustar el tren rodante y suspensiones en un entorno off-road.

GRACIAS A SU CARROCERÍA DE FIBRA DE CARBONO EL PESO DEL SAND RACER NO SOBREPASARÁ LA TONELADA Y MEDIA

Los planes del Group Virage pasan por realizar la homologación del Sand Racer en los EE.UU., tras lo cual, en un plazo de seis meses, se programaría el inicio de su producción seriada en Valencia.

EL INTERIOR DEL SAND RACER AÚN ESTÁ PENDIENTE DE SU CONFIGURACIÓN DEFINITIVA

El precio de venta – se estima- osciliará entre los 300 y los 400.000 euros. Cada unidad estará personalizada al gusto del cliente. Según sus desarrolladores “su cliente potencial es el aficionado que sabe conducir, y que no encuentra actualmente en el mercado un súper GT para salir de la carretera. La gente que a la que realmente le gusta conducir busca un GT manual, con motor atmosférico o turbo y un gran número de caballos”. Se espera que la mayor parte de  las ventas se realicen en los EE.UU.

UN MOTOR GM DE 520 CV PROPULSA AL SAND RACER

Técnicamente el Sand Racer presenta algunas modificaciones respecto al proyecto inicial: la mecánica que equipa procede del Chevrolet Corvette C5 y desarrolla 520 cv, que se transmiten a las ruedas traseras a través de una caja de cinco velocidades secuencial de accionamiento manual. Esta se encuentra en posición central, formando un bloque con la transmisión. La dirección es eléctrica. Los amortiguadores son regulables en altura y compresión y tienen 400 mm de recorrido, permitiendo al Sand Racer circular con facilidad sobre terrenos pedregosos o de arena. Para ello, los desarrollos del cambio son muy cortos, alcanzándose una velocidad punta de 200 km/.

LA CARROCERÍA DE FIBRA DE CARBONO VA ATORNILLADA SOBRE UN BASTIDOR TUBULAR

El bastidor es tubular y va vestido con una carrocería realizada en fibra de carbono. El peso final rondará los 1.400 kg. El interior del prototipo todavía no está definido, pero contará con todas las comodidades, como aire acondicionado.

Fuente: Juan Inigo Ros

Fotografías: Clásicos al Volante

Print Friendly, PDF & Email