• EL POSIBLE PAGO POR USO DE LAS AUTOVÍAS ES, SOBRE TODO, UN PROBLEMA PARA LA SEGURIDAD VIAL, PERO TAMBIÉN PARA LOS BOLSILLOS DE LOS CONDUCTORES, QUE YA PAGAN DE FORMA DIRECTA E INDIRECTA MUCHO MÁS DE LO QUE RECIBEN. NO SÓLO ESO: EL RESTO DE ESPAÑOLES, AUNQUE NO UTILICEN UN VEHÍCULO PRIVADO, TAMBIÉN VERÍAN REPERCUTIDO SU BOLSILLO CON ESTA MEDIDA
  • LA RENUNCIA AL PAGO POR USO DE LAS AUTOVÍAS SUPONDRÍA UN ÉXODO HACIA LAS CARRETERAS SECUNDARIAS, QUE ACUMULAN MÁS DE TRES DE CADA CUATRO ACCIDENTES MORTALES EN ESPAÑA

11.5.2021.- Ante la insistencia en el intento del pago por uso de las autovías en los próximos años, el Real Automóvil Club de España reitera su oposición frontal, por ser una medida que volvería a cargar de problemas las espaldas y bolsillos de los conductores y, sobre todo, porque los pondría en serio peligro al obligar a muchos de ellos a buscar vías alternativas y mucho más peligrosas. El RACE, como Club de automovilistas líder en España, publicó el pasado mes de diciembre los datos de una encuesta que no dejaba lugar a dudas: tres de cada cuatro conductores se oponen a pagar bajo ningún concepto, y ocho de cada diez compartían una de las principales preocupaciones del RACE: el tráfico se derivará a carreteras secundarias, algunas con déficit de mantenimiento y conservación, y los conductores estarán más expuestos a la posibilidad de sufrir un accidente de peores consecuencias.

El director de Seguridad Vial del RACE, Antonio Lucas, recuerda que “se quiere hacer pagar de nuevo por algo que ya se paga. Hay que recordar que, entre impuestos directos, indirectos y tasas, los conductores contribuyen con 30.000 millones de euros a las arcas del Estado”. En el caso de instaurarse el pago por autovías, este agravio se convertiría en mucho peor.

No sólo eso, ya que aquellos españoles que no usen las autovías también acabarían pagando de manera indirecta si esta medida se llevase a cabo. En palabras de Lucas, “cuando un transportista vea incrementados los costes por llevar su carga, acabarán repercutiéndolos en el precio final del producto”, por lo que la medida no es sólo contra el bolsillo de los conductores, sino el de toda la sociedad.

Las carreteras menos transitadas son las que más riesgo suponen

Para Antonio Lucas, “el ‘pago por uso’ podría generar que muchos conductores opten por circular por las carreteras secundarias, donde se produce el 78% de los accidentes mortales, de manera que se desincentivaría el uso de las vías de alta capacidad”.

Fuente: RACE

Fotografía y vídeo: RACE

Print Friendly, PDF & Email