PORSCHE

CENTRO PORSCHE BARCELONA DA UN PASO MÁS ALLÁ AL OBTENER LA PRIMERA CERTIFICACIÓN INTERNACIONAL EN ESPAÑA COMO CLASSIC PARTNER

Madrid, 19 de mayo de 2016.- Porsche es la única marca que puede declarar con orgullo que el 80% de los deportivos de dos puertas que ha fabricado desde sus inicios, allá por 1948, siguen circulando por las carreteras de todo el mundo. Este dato no es casual y se basa, entre otras cosas, en dos aspectos incuestionables: uno, la calidad y fiabilidad de los coches construidos por la firma de Stuttgart; el otro, la atención, la pasión y, sobre todo, la profesionalidad con la que los especialistas de Porsche cuidan sus productos en las revisiones periódicas.

Para la compañía alemana los vehículos catalogados como clásicos, es decir, aquellos que dejaron de ser producidos en serie hace al menos diez años, tienen un valor especial, porque como decía el genial Ferry Porsche “necesitamos de nuestro pasado para crear el futuro”. Con esta filosofía, asumida por todos los concesionarios, Centro Porsche Barcelona da un paso más allá al obtener la primera certificación internacional en España como Classic Partner, lo que supone el reconocimiento de contar con profesionales altamente cualificados en el asesoramiento y los trabajos sobre esos modelos históricos.

Es cierto que todos los distribuidores Porsche cuentan con personal capacitado para abordar cualquier tipo de trabajo en automóviles clásicos, no sólo porque disponen de las herramientas y la información adecuada, sino porque invierten de manera constante en la formación de sus técnicos. Sin embargo, convertirse en un Classic Partner como lo ha hecho Centro Porsche Barcelona implica una especialización máxima para varios miembros del equipo, que han de pasar previamente por unos cursos exhaustivos antes de ser reconocidos por Porsche AG para el desempeño de sus funciones.

Desde ahora, Centro Porsche Barcelona dispone de dos mecánicos que cumplen estos requisitos, más un jefe de taller, un asesor técnico y un jefe de recambios. Entre los cinco suman más de noventa años de experiencia con los coches del fabricante afincado en Stuttgart.

También la exposición de este concesionario de la Ciudad Condal cuenta desde la semana pasada con un Classic Corner en su exposición, un espacio en el que admirar algunas de las joyas del pasado y recibir información detallada para los asuntos relacionados con los vehículos clásicos de la marca.

El jueves 12 de mayo, el día de la presentación de este revitalizado Centro Porsche Barcelona, se podían contemplar piezas tan valiosas como un 911 RS (Serie 964), reconstruido por completo en estas instalaciones y que fue el ganador del Primer Concurso de Restauración Porsche Classic, celebrado en 2014. Junto a él completaban ese lugar maravilloso varios modelos 356 de los años cincuenta y sesenta, un Porsche 904 Carrera GTS de competición del que sólo se produjeron 120 unidades hace más de medio siglo y tres versiones diferentes del mítico 911, todas ellas fabricadas en los años setenta y alguna con especial pedigrí, como el RS 3.0 del que se hicieron únicamente 54 ejemplares.

La oferta de servicios que Centro Porsche Barcelona pone a disposición de los propietarios de vehículos clásicos abarca todas las áreas imaginables: desde el asesoramiento (ya sea en la compra o en la forma de mantener el automóvil), hasta el cuidado o la restauración completa de un coche, pasando por los servicios de homologación e, incluso, la preparación y asistencia técnica en competiciones destinadas a modelos históricos.

José Velasco, Director Gerente de Centro Porsche Barcelona: “ser el primer Porsche Classic Partner de España es mucho más que una satisfacción, es un reto apasionante porque nuestros clientes son exigentes y nuestra labor es, simple y llanamente, estar a su altura. En Centro Porsche Barcelona tenemos muy claro que un Porsche clásico bien mantenido permite a su propietario disfrutar de todas las características deportivas tal y como fueron concebidas desde fábrica.”

Tomás Villén, Director General de Porsche Ibérica, destacaba en su intervención ante los invitados la fascinación por el mundo de los clásicos que siempre ha tenido Centro Porsche Barcelona, “un especialista consumado en este terreno como lo prueba el hecho de que el 20% del trabajo de su taller corresponde ya a este tipo de vehículos”. Villén hizo hincapié en que Porsche lleva años luchando por ofrecer precios cada vez más competitivos en sus restauraciones y desterrar la creencia de que realizar este tipo de trabajo en los centros de la marca es más caro que hacerlo en otras instalaciones. “Somos los únicos que contamos con las herramientas y la información adecuada, y los trabajos realizados por nuestros técnicos cuentan con la total garantía de Porsche”, añadía.

Fuente: Porsche

Fotografías: Porsche

Print Friendly, PDF & Email