UN CIRCUIT LLENO A REBOSAR, DE PÚBLICO Y DE COCHES EN EL PADDOCK Y EN LA PISTA, DEMOSTRÓ LA GRAN AFICIÓN QUE HAY DETRÁS DEL FENÓMENO VOLRACE SUMMER, QUE EL PASADO SÁBADO SE ESTRENÓ EN EL TRAZADO DE CHESTE

- Anuncio -

Valencia, 10 de septiembre de 2019.- Clásicos al Volante ha cubierto muchos eventos vinculados con el mundo del motorsport, del vehículo histórico y actual; hemos viajado por muchos circuitos y ferias para asistir a eventos de todo tipo. Y he de reconocer que el Volrace Summer celebrado recientemente en el Circuit Ricardo Tormo me sorprendió y mucho. Un circuito de este calibre cuesta de llenar, salvo que se trate de eventos estrella del calendario de MotoGP.

Sabiendo esto, fue una auténtica sorpresa llegar al Circuit y encontrarme el ambiente que había: más de 550 coches expuestos en el paddock, con una amplísima e interesante muestra de marcas y modelos: las marcas japonesas fueron mayoría, aunque tampoco faltaron algunos clásicos americanos y europeos, mezclados con algunos deportivos de última generación, como Audi R8, Porsche 911 Turbo o Ford Mustang; junto a ellos, también tuvieron su hueco pequeños GTIs de los 80 como los Ford Fiesta XR2, Escort RS Turbo o Renault 5 GT Turbo.

Vimos multitud de ejemplares de sagas emblemáticas como la GT-R de Nissan, los Impreza de Subaru, los Lancer de Mitsubishi, o la Serie 3 (E30) de BMW… Todos ellos muy preparados o modificados (llantas, kits aerodinámicos, suspensiones, colores y decoración, etc.), viéndose muchas horas de dedicación, trabajos bien hechos y … mucho dinero invertido. Un mezcladillo de marcas y modelos que al ser realizado con criterio ofreció un interesante espectáculo.

Lo que más nos llamó la atención fue ver el perfil de los participantes en el VolRacer Summer: gente muy joven, muchas parejas, clubes monomarca y muchos aficionados procedentes de toda España. Acostumbrados al aficionado de mayor edad que acude a los eventos para clásicos, ver que la juventud entra con ganas y fuerzas en la afición hacia el motor nos llena de sana esperanza; nuestras impresiones las confirmaron las cifras de asistencia de la organización, según las cuales la cifra de participantes en el evento superó los 4.500

Los puestos de comida rápida, la zona comercial y los profesionales de la compraventa fueron los complementos perfectos: así pudimos saludar a varios amigos, como aquellos que con sus miniaturas nunca faltan a este tipo de evento o a los que presentaban para su venta un exclusivo Alpina B10 3.2 familiar o un exclusivo Ferrari 308 GTS.

Mientras tanto, sonaban como música de fondo los temas de Samuel Montes DJ, quien amenizó la jornada con su espectáculo Buen Ambiente. Una actividad que tuvo mucho éxito fue la firma de autógrafos de los pilotos drift, formándose largas colas para poder firmada la foto o poster de nuestro piloto favorito.

En la pista la actividad no paró durante las diez horas largas que duró el evento: 30 coches participaron en las tandas drift PRO y otros 250 vehículos tuvieron la oportunidad de rodar en las diferentes las tandas previstas al efecto: tandas Grip (Clásicos, Clubes, Superdeportivos, Racing), Show GATEBIL con pilotos llegados desde el otro lado del mundo, etc. Los amantes de la mecáncia disfrutaron con los trabajos de auténtica orfebrería que exhibían algunos coches, preparados para ofrecer en algunos casos ¡más de 1.000 cv!

Una vuelta de honor puso el broche final a la jornada en la pista, que finalizó con la entrega de premios a los mejores coches de la exposición y el sorteo de un clásico Toyota Celica.

Podemos concluir diciendo que nos gustó el VolRace Summer y que asistiremos con ganas a su próxima cita en el Circuit Ricardo Tormo. Muy bien organizado y con un atractivo programa, nos ha dejado un excelente sabor de boca.

Fuente: Juan Inigo Ros

Fotografías: Clásicos al Volante y VolRace

Print Friendly, PDF & Email