• LA NUEVA TECNOLOGÍA FORD DE INFORMACIÓN SOBRE RIESGOS LOCALES OFRECE A LOS CONDUCTORES UNA ADVERTENCIA ANTICIPADA DE POSIBLES PELIGROS QUE SE AVECINAN EN GIROS O CURVAS
  • EN MUCHAS OCASIONES, CONOCER LO QUE NOS ESPERA A LA VUELTA DE LA ESQUINA ES ÚTIL; PERO PARA LOS CONDUCTORES ESA INFORMACIÓN PUEDE SER CRÍTICA. AHORA, GRACIAS A LA NUEVA TECNOLOGÍA QUE FORD INCORPORA A SUS COCHES CONECTADOS, ES UNA REALIDAD INNOVADORA PARA LA SEGURIDAD EN CARRETERA

15.1.2020.- La Información sobre Riesgos Locales (Local Hazard Information o LHI) es un paso significativo en el viaje hacia una infraestructura de transporte conectada, al ayudar a los conductores para prepararse y potencialmente evitar peligros en el camino*. Cuando los coches que van por delante se encuentran con frenazos repentinos, accidentes o cargas volcadas en su ruta, el conductor que se encuentra detrás y posiblemente fuera de la vista, recibe una advertencia anticipada. Esta información también incluye desde tormentas de granizo inesperadas hasta inundaciones repentinas o incluso deslizamientos de tierra.

Los factores desencadenantes del sistema provienen de lo que está sucediendo en los coches que van por delante. Podría ser que se hayan activado los airbags, que las luces de advertencia de peligro estén parpadeando o que los limpiaparabrisas estén en funcionamiento. Los anteriores sistemas de alerta de incidentes de tráfico se basaban en los conductores para aportar la información que generaba las alertas. LHI funciona de forma autónoma, sin necesidad de interacción del conductor, para generar información y emitir advertencias. Además, los riesgos solo aparecen en la pantalla del salpicadero si es probable que el incidente nos afecte: LHI está diseñado para ser más beneficioso para los conductores que la información sobre riesgos de los sistemas de radiodifusión actuales, que a menudo envían notificaciones que no son relevantes.

- Anuncio -

Disponible de forma estándar y gratuita durante el primer año en el nuevo Ford Puma **, la tecnología LHI se está implementando en más del 80 por ciento de la línea de vehículos de pasajeros de Ford para finales de este año 2020. De manera significativa, no solo se beneficiarán aquellos que viajan en vehículos Ford, ya que la información enviada se puede utilizar para alertar a los conductores de los vehículos de otros fabricantes y viceversa.

Cómo funciona

Los sensores monitorean actividades como el frenado de emergencia, las luces antiniebla y el control de tracción para detectar condiciones climáticas adversas o el estado de la carretera. Los datos de estas actividades se calculan para determinar la ubicación del peligro y si ha ocurrido un accidente de tráfico.

El vehículo proporciona actualizaciones de forma automática a través de una conexión segura a ‘la nube’ utilizando el módem FordPass Connect. El partner tecnológico de Ford, HERE Technologies, opera la plataforma central basada en esa nube común que recopila información de múltiples marcas de vehículos, regida por un acuerdo entre empresas.

Cuantos más coches estén conectados a la red, mayor será la eficiencia del sistema. Cuando muchos vehículos generan la misma advertencia, otros en las cercanías reciben información de incidentes de la nube a través de la red celular, lo que permite a los conductores reducir la velocidad o tomar las medidas adecuadas.

Se obtiene información adicional de las bases de datos de incidentes de los organismos públicos y los informes de tráfico, para proporcionar a los conductores más advertencias anticipadas, incluido cuando se acercan a vehículos que conducen por el lado equivocado de la calzada, animales o peatones en la carretera y obras en la vía.

“Lo que hace diferente la Información sobre Riesgos Locales es que son los coches los que están conectados a través del Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), no depende de aplicaciones de terceros. Este es un importante paso adelante. Las advertencias son específicas, relevantes y personalizadas para tratar de ayudar a mejorar un viaje en concreto”. (Joerg Beyer, Director Ejecutivo de Ingeniería de Ford Europa).

* Las funciones de asistencia a la conducción como Información sobre Riesgos Locales son complementarias y no reemplazan la atención, el criterio y la necesidad del conductor de controlar el vehículo.

** Información Local sobre Riesgos está habilitada por el módem integrado FordPass Connect y es gratuita durante el primer año con la compra de un nuevo Ford Puma; a partir de entonces, se paga una tarifa de licencia como parte del paquete de conectividad.

El módem a bordo se conectará en el momento de la entrega del vehículo. Los clientes pueden optar por habilitar/inhabilitar el uso compartido de ciertos datos.

HERE Technologies ofrece los datos de Información de Riesgos Locales.

Fuente: Ford

Fotografía y vídeo: Ford

Print Friendly, PDF & Email