• AVANZADO FLUIDO E-TÉRMICO CASTROL ON DESARROLLADO PARA APLICACIONES DE REFRIGERACIÓN “DIRECTA” DE LA BATERÍA EN VE DE PRÓXIMA GENERACIÓN
  • EL FLUIDO DIELÉCTRICO DE BAJA VISCOSIDAD OFRECE UNA MEJOR GESTIÓN TÉRMICA Y GANANCIAS DE EFICIENCIA
  • SE TRATA DE PARTE DE LA NUEVA GAMA DE FLUIDOS PARA VE CASTROL ON QUE TAMBIÉN INCLUYE FLUIDOS DE TRANSMISIÓN PARA VE Y GRASAS PARA VE

16.4.2021.- Castrol ha lanzado un avanzado nuevo fluido e-térmico “directo” para la batería de vehículos eléctricos que permitirá a las generaciones futuras de VE realizar la carga más rápidamente y que ofrece un mayor rendimiento, protección y sostenibilidad.

Casi todos los VE actuales cuentan con baterías que utilizan refrigerantes de agua/glicol dentro de una “envoltura” que rodea el módulo de la batería. En línea con las demandas tecnológicas del futuro, el nuevo fluido e-térmico para VE Castrol ON es un fluido dieléctrico innovador que se ha formulado específicamente para una refrigeración “directa”, donde el fluido circula dentro del módulo y en contacto directo con celdas de batería individuales. Esto se traduce en una mejora importante en la gestión térmica en todas las condiciones de funcionamiento.1, a temperaturas ambiente altas y bajas, para lograr una mayor duración de la batería.2

El uso del fluido e-térmico Castrol ON permite que las baterías de los vehículos eléctricos se carguen más rápidamente. Por ejemplo, al comparar los fluidos de agua/glicol existentes en un estudio de modelado realizado de forma independiente con las mismas variables, el fluido e-térmico Castrol ON permitió una carga un 41% más rápida.3 Además, durante la descarga, las celdas permanecen a una temperatura de funcionamiento óptima, lo que maximiza la eficiencia y el rendimiento. En pruebas independientes, durante la descarga, el fluido e-térmico Castrol ON redujo la temperatura máxima de la celda en 28°C en comparación con el refrigerante de prueba de agua/glicol, y en 11°C en comparación con un fluido dieléctrico existente.4

Del mismo modo, el nuevo fluido e-térmico Castrol ON garantiza una mejor gestión de los posibles problemas técnicos dentro del módulo de la batería. Por ejemplo, la sobrecarga o el cortocircuito en un sistema de propulsión de un VE pueden provocar una “fuga térmica”, donde las altas temperaturas provocan fallos irreversibles en las celdas individuales de la batería. Una fuga térmica se puede convertir en una propagación térmica, donde el calor de la celda dañada se transfiere por convección y conducción a las celdas adyacentes. Este proceso puede ocasionar, en última instancia, un fallo peligroso de todo el módulo de batería. Sin embargo, al usar el fluido e-térmico Castrol ON, los picos de temperatura de las celdas individuales son menos probables y, en caso de producirse, se pueden templar desde la fuente, a diferencia de los refrigerantes que se usan en los sistemas de refrigeración indirecta.

Otra de las ventajas del nuevo producto de Castrol es su comportamiento dentro del sistema circulatorio de refrigerante de un VE. Cuenta con una viscosidad inferior a los aceites de transformadores dieléctricos existentes y, por lo tanto, reduce las pérdidas de bombeo, optimizando la eficiencia y la eficacia del proceso de gestión de la temperatura.

“Estamos realizando pruebas exhaustivas del nuevo fluido e-térmico Castrol ON directo para garantizar unos altos niveles de rendimiento, protección y sostenibilidad durante toda la vida útil de la batería”, comenta el Dr. Marc Payne, director de investigación de fluidos para vehículos eléctricos de Castrol. “La mayor densidad de potencia que puede habilitarse mediante la aplicación de refrigeración directa de la batería permitirá a los fabricantes desarrollar vehículos eléctricos con un rendimiento aún mayor y capacidades de carga rápida mucho mejores. Aunque actualmente los fluidos e-térmicos solo se encuentran en hipercoches híbridos de alto perfil y vehículos 100% eléctricos (BEV, por sus siglas en inglés), esperamos que la tecnología se “filtre” y sea ampliamente adoptada en las generaciones futuras de VE de venta por volumen”.

El fluido e-térmico Castrol ON forma parte de una familia de productos Castrol ON, que incluye los fluidos de transmisión para VE y grasas para VE Castrol ON.

El equipo de movilidad de VE de alto rendimiento de Castrol está optimizando el rendimiento de la gestión térmica a través de programas de ingeniería conjunta con otros socios.

1: Las pruebas independientes han demostrado que el fluido e-térmico Castrol ON proporciona un mayor rendimiento de gestión térmica frente a los refrigerantes indirectos de agua-glicol y los refrigerantes dieléctricos directos existentes. Fuente que explica los beneficios de la gestión térmica: Thermal management of lithium‐ion batteries for electric vehicles; G. Karimi X. Li; International Journal of Energy Research; Volumen 37, Número 1; enero de 2013; páginas 13-24.

2: La gestión térmica eficaz de las celdas (manteniendo la temperatura dentro de su rango de funcionamiento ideal) reduce el envejecimiento precoz mediante la pérdida del “estado de salud” y, por lo tanto, mantiene la capacidad de la batería durante más tiempo. Fuente: Datos de capacidad vs días: Calendario de envejecimiento de la celda comercial de grafito/LiFePO4 e. Predicting capacity fade under time-dependent storage conditions, Sébastien Grolleau, Arnaud Delaille, Hamid Gualous, Philippe Gyan, Renaud Revel, Julien Bernard, Eduardo Redondo-Iglesias, Jérémy Peter; en nombre de SIMCAL Network Journal of Power Sources 255 (2014) 450-458 celdas LFP.

3: En comparación con el agua-glicol en un estudio de modelado realizado de forma independiente con las mismas variables, el fluido e-térmico Castrol ON demostró una carga un 41% más rápida (Carga de 10 minutos a 80% para el fluido e-térmico Castrol ON, en comparación con 14,1 minutos para los fluidos de agua y glicol existentes).

4: En comparación con el agua-glicol en un estudio de modelado realizado de forma independiente durante la descarga de la celda, el fluido e-térmico Castrol ON redujo los picos de temperatura de la celda en 28 °C y redujo la variación de temperatura de la celda en 8 °C. En comparación con los fluidos dieléctricos existentes, el fluido e-térmico Castrol ON redujo las temperaturas máximas de la celda en 11 °C y redujo la variación de temperatura de la celda en 2 °C. Estas mejoras permitieron un mayor rendimiento a una temperatura máxima determinada.

En comparación con el agua-glicol durante la carga de la celda, el fluido e-térmico Castrol ON redujo las temperaturas máximas de la celda en 17 °C y redujo la variación de temperatura de la celda en 2 °C. En comparación con los fluidos dieléctricos existentes, el fluido e-térmico Castrol ON redujo las temperaturas máximas de la celda en 11 °C y redujo la variación de temperatura de la celda en 3 °C durante la carga. Al igual que la descarga de la celda, estas mejoras permitieron un mayor rendimiento a una temperatura máxima determinada.

Fuente: Castrol

Fotografía: Castrol

Print Friendly, PDF & Email