BUGATTI T57 VENTOUX
  • LA UNIDAD PRESENTADA HA SIDO SOMETIDA A UN PROCESO DE RESTAURACIÓN
  • SE TRATA DE UNO DE LOS 710 EJEMPLARES FABRICADOS DEL TIPO 57 ENTRE 1934 Y 1939

Valencia, 16 de febrero de 2020.- Saica Classic Motor Sport expondrá en la próxima edición de ClassicMadrid 2020, salón dedicado al mundo del vehículo histórico y de colección organizado por ExpoMotor Events una pieza excepcional que ha sido objeto de restauración en las instalaciones de la firma Saica Classic Motor Sport: un Bugatti T59 carrozado por el propio fabricante con su célebre carrocería coupé Ventoux.

El Tipo 57 fue presentado en el Salón de París de 1933, iniciándose las primeras entregas a los clientes a lo lago de 1934. Fue proyectado en gran parte por Jean Bugatti, hijo de Ettore Bugatti.  La mayor parte de las unidades fabricadas se carrozaron en las instalaciones de la propia Bugatti, o en las instalaciones de Gangloff en Colmar, según los diseños de Jean. Así, los chasis del Tipo 57 recibieron una variedad de carrocerías que incluían los coupés Ventoux o Atalante, las berlinas Galibier o los cabriolets Stelvio o Aravis.

EL T57 VENTOUX HA SIDO OBJETO DE UNA RESTAURACIÓN POR EL EQUIPO DE SAICA CLASSIC MOTOR SPORT

El Bugatti Tipo 57 montaba un motor de ocho cilindros en línea de 3.257 cc, con doble árbol de levas en culata, que empezó desarrollando 130 CV hasta alcanzar los 140 gracias a las mejoras técnicas que fueron introducidas durante su producción; estas dieron lugar a las variantes 57C (1937) y 57S (1936), así como las célebres versiones de competición Tank. El cambio de velocidades era de cuatro marchas, la suspensión delantera apoyaba el eje rígido sobre amortiguadores hidráulicos y ballestas semielípticas y el trasero sobre ballestas ¼ elípticas invertidas. Los frenos eran de accionamiento mecánico, aunque en 1938 pasaron a ser hidráulicos. El volante estaba colocado a la derecha.

La unidad que se expondrá, fabricada en 1937, si bien estaba completa y en buen estado, ha sido sometida a un profundo trabajo de restauración y reacondicionamiento mecánico, lo que ha incluido una intervención integral sobre la carrocería consistente en sanearla, pintarla en dos tonos (amarillo y negro) y montar sus guarnecidos interiores.

Fuente: Redacción

Fotografías: ClassicMadrid, XPR.PHOTO y Saica Classic Motor Sport

Print Friendly, PDF & Email