• SEAT AMPLIARÁ SU APUESTA POR LAS EMPRESAS DE COMPONENTES UBICADAS EN ESPAÑA PARA REFORZAR LA CADENA DE SUMINISTRO E IMPULSAR LA SOSTENIBILIDAD
  • LA COMPAÑÍA ESTÁ ESTUDIANDO LAS TECNOLOGÍAS NECESARIAS QUE DEBEN INSTALARSE EN ESPAÑA PARA LA ELECTRIFICACIÓN Y EL COCHE CONECTADO
  • SEAT PRESENTA LA HERRAMIENTA S‑RATING (SUSTAINABILITY RATING), UNA CALIFICACIÓN QUE PERMITE EVALUAR Y FOMENTAR LA SOSTENIBILIDAD E INTEGRIDAD DE LOS PROVEEDORES

30.7.2020.- SEAT ha reunido de forma virtual, a 60 de sus principales proveedores en España y a asociaciones como ANFAC, Sernauto, ACICAE y CIAC para presentar su estrategia de futuro. Tras anunciar el pasado 8 de julio un plan de inversiones de 5.000 millones de euros hasta 2025, SEAT ha compartido ante la red de proveedores las claves de una estrategia que plantea la transformación de la industria del automóvil en España como uno de sus objetivos principales.

La firma automovilística ha explicado que apostará por incrementar el grado de localización de componentes en España que, de media, ya supone el 60% de la facturación total del área de Compras, tanto en los modelos actuales como en los proyectos de futuro. Con esta decisión, SEAT quiere acortar la cadena de suministro global para reforzar su solidez y, al mismo tiempo, impulsar la sostenibilidad medioambiental y financiera. En este sentido, SEAT ya está trabajando en un plan de análisis para determinar los componentes actuales que podrían ser suministrados desde España a medio plazo.

El vicepresidente ejecutivo de Compras, Alfonso Sancha, ha presentado la estrategia de futuro de SEAT a los principales proveedores en España

El vicepresidente ejecutivo de Compras, Alfonso Sancha, ha afirmado durante la reunión que “SEAT asume su liderazgo y responsabilidad y quiere reforzar el tejido industrial español. Para conseguirlo, necesitamos la colaboración de todos. Fabricantes y proveedores tenemos que invertir y apostar por nuevas tecnologías para mejorar la competitividad y adaptarnos a la Industria 4.0, la electrificación y el coche conectado”.

SEAT ha detallado en este encuentro su visión sobre los principales retos que la industria tiene ante sí, como la progresiva reducción del papel del motor de combustión, que obliga a fabricantes y proveedores a una reconversión industrial, o la entrada de nuevos competidores y regiones con costes salariales inferiores a España, que intensifican la competencia en el mercado.

El vicepresidente de Compras de SEAT ha explicado que, para superar estos retos, está estudiando las tecnologías necesarias que deben instalarse en España con el objetivo de que la electrificación y el coche conectado sean un éxito. “Nuestro sector se encuentra en un punto de inflexión y es el momento de transformarse. Si no lo hacemos ahora, llegaremos tarde. Necesitamos ser más competitivos y modernizar la industria española del automóvil para que España se mantenga como una potencia automovilística europea y mundial”, ha afirmado.

Sancha también ha manifestado su optimismo sobre el desarrollo de la planta de Martorell en los próximos años, que se encuentra en pleno lanzamiento del nuevo SEAT León y acogerá el inicio de la producción del CUPRA Formentor en las próximas semanas. “Estos modelos son un claro ejemplo de la estrategia de futuro de SEAT y de nuestros avances hacia la electrificación y el coche conectado”. 

SEAT está estudiando las tecnologías necesarias que deben instalarse en España para la electrificación y el coche conectado.

S-Rating, el termómetro de la sostenibilidad y la integridad

SEAT también ha presentado durante la reunión la herramienta S‑Rating (Sustainability Rating), una calificación que permite evaluar y fomentar el compromiso de sus proveedores con la sostenibilidad y la integridad. Con el S-Rating, la compañía incentiva al conjunto de la red de proveedores a adquirir un compromiso adicional con la responsabilidad social corporativa, el medio ambiente y la sostenibilidad, más allá de las exigencias legales, y contribuye así a incentivar la excelencia en las prácticas empresariales relacionadas con estos aspectos.

Desde la implementación de la herramienta, a mediados de 2019, cualquier compañía que desee colaborar con SEAT, presentarse a uno de sus concursos y/o renovar o ampliar un contrato en vigor, debe alcanzar una calificación positiva en el S-Rating. Inicialmente el rating se aplica en las relaciones comerciales con los proveedores directos, aunque la visión a largo plazo es llegar a un nivel de trazabilidad óptimo en lo relativo a sostenibilidad y compliance en toda la cadena de suministro. El S-Rating asegura la contratación de empresas alineadas con los estándares de compliance y sostenibilidad que fija el Grupo Volkswagen para sus socios comerciales.

Del total volumen de adjudicaciones de proveedores que realizó el departamento de Compras de SEAT en 2019, un 88% obtuvo una calificación favorable, que tendrá una validez máxima de seis años. Al resto de suministradores, se les da soporte con el objetivo de que inicien un proceso de mejora que les permita alcanzar el nivel requerido. Asimismo, entre todos los que obtuvieron la certificación S-Rating, un 78% de ellos alcanzó un Rating A, es decir, la mejor calificación que ofrece la herramienta. Entre los indicadores que se miden, se encuentran el uso responsable de los recursos naturales, el aseguramiento de un entorno de trabajo seguro y saludable, o la existencia de medidas preventivas para evitar la corrupción, entre otros.

Fuente: SEAT

Fotografía: SEAT

Print Friendly, PDF & Email