maserati

DURANTE EL AUTOMOBILE BARCELONA TUVIMOS LA OCASIÓN DE PONERNOS AL DÍA CON LAS ÚLTIMAS NOVEDADES INTRODUCIDAS POR MASERATI EN SU GAMA Y DE CONDUCIR EL BUQUE INSIGNIA, EL QUATTROPORTE

Valencia, 23 de julio de 2017.- Nuestra reciente visita a Automobile Barcelona fue una de las citas más importantes del año, tanto para asistir a las múltiples presentaciones y actividades previstas para la prensa, como para saludar a los amigos, conocidos y colegas del sector.

- Anuncio -

Entre los amigos con los que pasamos un buen rato figuran los de Cars Gallery, concesionario oficial de Ferrari y Maserati, quien en sus respectivos stands presentaba algunos de los automóviles más deseados del salón.

maserati

En la Av. Reina María Cristina, donde las marcas tenían dispuestos los coches previstos para que las personas interesadas pudieran probarlos, Maserati  también disponía de un pequeño box donde un Levante, un Ghibli y un Quattroporte SQ4 esperaban a sus ansiosos probadores (y pilotos por un rato). Tras cumplimentar los trámites pertinentes, me asignaron como copiloto ni más ni menos que a Sergio Casanovas, Instructor Jefe en Maserati Iberia, ¡todo un lujo!. Sergio me preguntó qué me gustaría probar, y entre el Levante y el Quattroporte, escogí sin dudar el segundo, porque es un coche que me encanta, tenía ganas de ver las diferencias frente a la generación anterior (la Vª) que había probado, y porque en días próximos iba a probar el Jaguar X-Face, y no quería acumular tantas tomas de contacto con SUVs…

Así, que nos preparamos para emprender un agradable paseo que nos llevaría por los alrededores de Fira Barcelona por Montjuïc, el Estadio Olímpico, el Hotel Miramar y el trazado urbano que aún se conserva del mítico Circuito de Montjuïc.

Al volante

MASERATI

Cumpliendo las normas internas de Fira Barcelona, Sergio se puso al volante para sacar el Quattroporte SQ4 del recinto ferial mientras me iba explicando las principales novedades de la última generación del Quattroporte.  El coche ha crecido en todos los aspectos, en tamaño (el pequeño Ghibli tiene las dimensiones de la anterior generación del Quattroporte), en calidad percibida, en equipamiento y aplicaciones disponibles,  y monta motores de gasolina y diésel; la gama de los primeros gira en torno  las unidades de seis cilindros en uve de 2.979 cc. que con sus dos turbos desarrolla 410 cv; también está disponible el v8 biturbo de 3.799 cc. y 530 cv. Los conductores que busquen una mecánica turbodiésel disponen de un potente V6 turbodiésel de 3 litros y 275 CV.

MASERATI

La caja de cambios también es una de las novedades más importantes del Quatrroporte, y que supone una destacada mejora frente a la montada anteriormente, tal y como nos comentan desde la marca. Se trata de la afamada ZF de ocho velocidades, con mando secuencial desde las levas del volante o el pomo del cambio, también encontrada en otras marcas. La transmisión dispone de cinco modos de funcionamiento, que se pueden seleccionar por medio de botones situados cerca de la palanca: Auto Normal, Auto Sport, Manual Normal, Manual Sport e Increased Control & Efficiency (I.C.E), éste último para un mejor control en cualquier tipo de condiciones meteorológicas y para la respuesta más suave y confortable del motor, junto con el mínimo consumo de combustible.  La unidad probada, Q4, se diferencia de su hermana de gama S por disponer del innovador sistema de tracción total Q4, que permite circular confortablemente por las peores carreteras y en las condiciones meteorológicas más adversas.

MASERATI

La ergonomía del nuevo Quattroporte está a la par de modelos de la competencia, es decir, casi perfecta, con todos los mandos colocados en su lugar lógico, como las luces o integrados en los modernos  dispositivos que contribuyen a la limpieza del salpicadero y  de la consola central. Desde la gran pantalla ubicada en la misma y el mando giratorio colocado detrás de la palanca del cambio, gobernamos prácticamente todo el coche. El ajuste eléctrico del asiento del conductor, unido al ajuste eléctrico de los pedales, permitían lograr una postura de conducción casi perfecta. Dentro de los numerosos asistentes dispongo de Control de crucero adaptativo, Sistema de alerta de cambio de carril, Aviso de colisión delantera, etc.

MASERATI

La conducción es tremendamente sencilla, especialmente callejeando  a muy poca velocidad; los programas de los que dispone el cambio se encargan de que éste siempre esté perfectamente acompasado con la velocidad y la potencia demandada, evitándose tirones y sacudidas. Podemos gobernarlo dese las levas fijas (fantásticas por tamaño y ubicación), que convierten en algo adictivo el cambio de marchas por su rapidez y facilidad. Los cambios a marchas superiores son todos automáticos, a menos que se seleccione el modo manual, tal y como pude comprobar circulando casi a paso de peatón por las inmediaciones del recinto ferial.

La dirección también contribuye a la facilidad de conducción, con el tamaño y grosos justos, aunque con espacio en los brazos horizontales para los mandos del teléfono y sistemas de comunicación, etc. del Quattroporte.

MASERATI

Habiendo conducido hace unos años la anterior generación del Quattroporte, ésta nos parece ubicada claramente por encima, especialmente por la calidad de los materiales y de los ajustes, así como de los detalles disponibles que les hacen la vida más fácil y cómoda a conductor y viajeros. Entre estos, la llave inteligente que permite arrancar y abrir sin necesidad de sacar la llave del bolsillo; el alcance de la misma es de 1 metro, y damos fe de que es así: al bajar para hacer las fotos, delante del hotel….apagué el motor con el botón, y con las prisas que llevábamos, no recuerdo exactamente donde dejé la llave del coche; nos entretuvimos haciendo las fotos, y cuando tocó reemprender el camino de vuelta, comprobamos que el coche no arrancaba, al no encontrarse las llaves dentro de la zona de reconocimiento del Quattroporte…  Sabíamos que las llaves estaban dentro del coche, de lo contrario no podríamos haber llegado hasta donde estábamos, pero teníamos miedo de que se hubieran caído al suelo o extraviado; tras unos  minutos que se nos hicieron eternos, ¡aparecieron! Estaban en el bolsillo de la puerta el conductor, por los pelos fuera de su zona de alcance teórica.

Ya de vuelta al recinto de Fira Barcelona nos reímos de la anécdota mientras disfrutaba de la corta, pero intesa, experiencia de tener al Quattroporte al volante.  El embriagador sonido, la facilidad de conducción, las inmensas posibilidades que nos facilita el fabuloso cambio, y la sensación, difícilmente medible, de conducir un modelo mítico, hicieron que la experiencia fuese muy gratificante, aunque me quedara con ganas de rodar por carretera abierta.

Equipamiento

maserati

La sensación de bienestar comienza con los asientos delanteros de cuero regulables eléctricamente en 12 posiciones, que aseguran la posición de conducción perfecta. Delante del conductor, en la consola central, está el más moderno sistema de información y entretenimiento con pantalla táctil y un mando giratorio adicional, junto con una práctica caja nueva para dejar el teléfono. Por otro lado, el volante multifunción es un modelo de eficiencia ergonómica y proporciona un buen tacto de sujeción.

MASERATI

Tras haber devuelto el coche a su box en el recinto ferial, aprovechamos para comprobar con calma sus múltiples detalles de acabado y equipamiento. El Quattroporte viene de serie con un confortable asiento de cuero apto para tres personas, cosido a mano, que se abate de forma asimétrica y se completa con un reposabrazos central que contiene una toma USB y un enchufe de 12V. El interior del Quattroporte se realza con las líneas del ancho salpicadero, el túnel central y las grandes puertas, por lo que sus ocupantes están envueltos en una atmósfera de lujo completo. Por un precio de poco más de 130.000 euros poco más podemos pedir, a nivel dinámico, técnico, o de acabado o de equipamiento.

El Quattroporte

maserati

Maserati presentó el primer Quattroporte en el Salón del Automóvil de Turín de 1963, siendo la berlina de cuatro puertas (quattroporte) y cuatroplazas más rápida del mundo, creando una categoría nueva en el mercado: la gran berlina deportiva de lujo (fotografía superior). El concepto fue revolucionario para la época: tomar el exitoso motor v8 Maserati de competición y colocarlo en la carrocería de una berlina; nadie lo había hecho hasta entonces. Con su excepcional comportamiento y un motor V8 derivado de la competición, el Quattroporte era la berlina más rápida del mundo en ese momento.

maserati

Lo acertado del planteamiento llevó a que el Quattroporte fuera parte de la espina dorsal de la gama Maserati desde entonces, sucediéndose hasta la actualidad seis generaciones: 1963-1969: Quattroporte I; 1974-1978: Quattroporte II; 1979-1988: Quattroporte III; 1994-2000 (fotografía superior); Quattroporte IV; 2004-2013: Quattroporte V. Tratándose del buque insignia de Maserati, diseñadores del calibre de Pietro Frua, Nuccio Bertone, Giorgetto Giugiaro, Marcello Gandini O Sergio Pininfarina fueron los responsables de dibujar sus elegantes carrocerías.

Este Maserati, así como el Ghibli son producidos en la planta Avv. Giovanni Agnelli inaugurada el 30 de enero de 2013 en Grugliasco, Turín (fotografía inferior, salida de la unidad 100.000 producida en dicha planta).

maserati

El Quattroporte que probamos es un “rara avis” dentro de nuestro mercado hoy en día; Maserati es una marca de lujo, con un palmarés deportivo de primer nivel y con un catálogo de modelos que han sido referente en lujo, diseño y altas prestaciones; sin embargo, su índice de penetración en nuestro mercado apenas roza lo testimonial, pues su buque insignia Quattroporte sólo encontró entre enero y junio a seis compradores (1 ejemplar vendido en junio) frente a los 221 ejemplares del BMW Serie 7, los 239 Mercedes de la Serie S, o incluso los nueve Jaguar XJ, sus rivales por precio y tamaño; en su defensa hay que decir que la gama que oferta Maserati con su Quattroporte es bastante más limitada que la ofrecida por sus rivales, y que su red comercial, a pesar del esfuerzo realizado por la importadora, poco a poco va cubriendo las principales capitales (Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valencia, Sevilla, Marbella Bilbao y Palma de Mallorca); con todo, recientes lanzamientos como el SUV Levante han permitido lograr un considerable número de matriculaciones entre enero y junio, 212, que doblan la cifra registrada el año pasado. Y de estos 212 automóviles, 160 corresponden al Levante… Como prueba de ello, dudrnate el tiempo que estuvimos en el recinto ferial la unidad de prueba del Levante no paró ni un solo momento…

Está claro que el consumidor del vehículo de representación, encasillado en el nivel F, está optando por nuevas fórmulas, marginando las clásicas berlinas de representación de tres volúmenes e impulsadas por poderosos motores de gasolina.

La gama Quattroporte

maserati

Con la actualización del Quattroporte, la marca italiana lanza una nueva estrategia de gama que pasa por ofrecer dos acabados únicos: GranLusso y GranSport (fotografía superior: Quattroporte SQ4 GranLusso y GTS GranSport).

Los dos exclusivos acabados están disponibles como una mejora para todas las versiones V6 del Quattroporte (Quattroporte diésel, Quattroporte, Quattroporte S, Quattroporte S Q4). Ambos acabados mantendrán su precio al mismo nivel en las diferentes versiones de la gama.

La versión superior de la gama, el Quattroporte GTS, que lleva el motor V8 twin-turbo, estará disponible exclusivamente con los acabados GranLusso o GranSport, como parte de su equipamiento de serie.

Podemos concluir diciendo que la imagen de marca que transmite el Quattroporte es fabulosa y que el conductor que disfrute conduciendo no quedará defraudado. La mejora realizada respecto a la quinta generación se nota nada más abrir la puerta del coche y empezar a rodar con él. Otra cosa será cómo acusa el paso del tiempo esta gran berlina, cómo envejecerá y si será capaz de esquivar la cierta mala fama que tienen estos coches, por ser caros de mantener según pasan los años o por su grado de fiabilidad en lo que respecta a averías o problemas técnicos. Lo que está claro es que dentro de unos años este tipo de vehículos, tan “antiecológicos” y tan poco “prácticos”, frente a la legión de suvs y crossovers híbridos que invaden el mercado, serán muy raros de ver, más que ahora; esperemos que las presiones legislativas y del propio mercado no lleven a la desaparición de coches tan maravillosos como este Quattroporte, dignos herederos de una insigne saga.  

Ficha técnica

MASERATI

Motor y cambio

  • Esquema del motor: V6
  • Cilindrada: 2979 cc
  • Potencia máxima: 410 CV
  • Calibre: 86.5 mm.
  • Carrera: 84.5 mm.
  • Caja de cambios: ZF Automática de 8 velocidades de accionamiento secuencial.
  • Transmisión: total Q4.

Dimensiones 

  • Longitud: 5264 mm
  • Anchura (sin espejos retrovisores): 1948 mm.
  • Anchura (con espejos retrovisores): 2100 mm.
  • Altura: 1481 mm.
  • Distancia entre ejes: 3171 mm.
  • Vía delantera: 1634 mm.
  • Vía trasera: 1647 mm.
  • Altura delantera972 mm.
  • Altura trasera: 1121 mm.

Ruedas

  • Neumáticos delanteros: 245/45 R19
  • Neumáticos traseros: 275/40 R19

Prestaciones, consumos y emisiones

  • Velocidad máxima: 286 km/h.
  • Aceleración 0-100 km/h: 4.9 segundos.
  • Consumo (ciclo combinado): 9.7 l / 100 km.
  • Emisiones de CO2 (ciclo combinado): 226 g/km.

Precio

  • PVP: 135.500 euros.

Agradecemos a Maserati y Cars Gallery todas las facilidades prestadas para la elaboración de esta prueba.

Fuente: Juan Inigo Ros

Fotografías: Juan Inigo Ros y Maserati

Print Friendly, PDF & Email

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.