• LA “GRAN CARRERA”, ORGANIZADA POR PETER AUTO, SE CELEBRÓ ENTRE LOS DÍAS 31 DE AGOSTO Y 5 DE SEPTIEMBRE
  • FUERON MUY POCOS LOS EQUIPOS NO FRANCESES QUE SE ATREVIERON A IR, POR LO QUE LA LISTA DE INSCRITOS FUE MENOS NUTRIDA QUE OTROS AÑOS
  • EL GANADOR ABSOLUTO POR TERCER AÑO CONSECUTIVO FUE EL EQUIPO FORMADO POR EL PILOTO RAPHAEL FAVARO Y EL COPILOTO LUCIEN-CHARLES NICOLET CON UN JAGUAR E TYPE DE 1962

28 de octubre de 2020.- Aunque estaba previsto que el Tour Auto de esta edición tuviera lugar en el mes de abril (como viene siendo habitual), por los motivos que todos conocemos se tuvo que aplazar al mes de septiembre. La “gran carrera” se celebró concretamente entre los días 31 de agosto y 5 de septiembre. A pesar de haber estado cuestionado durante los meses previos, su organizador, Peter Auto, decidió liarse la manta a la cabeza y llegar hasta el final con esta aventura, también suponemos que por la necesidad de hacer caja, pues buena parte del calendario de Peter Auto de este año se ha tenido que suspender, incluido Le Mans Classic (aplazado a 2021), uno de los platos fuertes del panorama internacional. El caso es que, con diversos recortes, como es lógico, pudimos saborear este mermado Tour Auto 2020 todo lo posible y un poco más.

Se intentó evitar las aglomeraciones de gente, tanto en la salida de Paris como a la llegada, de hecho, la última etapa con fin de fiesta en Marsella se suspendió y acabó un día antes de lo previsto inicialmente. También se limitó la entrada de público tanto a los circuitos: Magny Cours, Clermont-Ferrand, Ledenon y Paul Ricard; como a los parques cerrados en cada final de las 5 etapas: Clermont-Ferrand, Limoges, Toulouse, Pont du Gard y Paul Ricard.

Pero en lo que más se notó la crisis sanitaria que estamos padeciendo fue en el número de participantes. Por la incertidumbre, finalmente fueron muy pocos los equipos no franceses que se atrevieron a ir, por lo que la lista de inscritos fue bastante menos nutrida que otros años, lo que no quiere decir que no fuese suficientemente atractiva y que no mereciera la pena hacer el viaje hasta territorio galo, en absoluto. Acudimos y disfrutamos de un maravilloso espectáculo.

De nuevo fuimos para acompañar al equipo español formado por Luis Delso y Carlos de Miguel. Aunque el año pasado os contamos que en esta edición iban a presentar nueva montura, al final no pudo ser y volvieron a inscribirse con el Alfa Romeo Giulietta Sprint de otros años, pero por caprichos del destino, no llegamos ni a verlo.

En la pasada edición acabaron por un accidente al quedarse sin frenos en la segunda etapa, pero este año su participación resultó aún más breve, el motor sucumbió en la primera jornada, y nosotros (el fotógrafo Unai Ona y quien suscribe estas letras) llegamos al final de la segunda, por lo que no tuvimos ni la oportunidad de saludarlos. Espero poder contar algo más agradable el año que viene.

En lo que se refiere a la competición, en este Tour Auto el ganador absoluto por tercer año consecutivo fue Raphael Favaro, pero en esta ocasión junto al copiloto Lucien-Charles Nicolet y con un nuevo auto, un Jaguar E Type de 1962. La clasificación final en todas las categorías, velocidad, regularidad y competición por índice de performance se puede consultar en este enlace.

A continuación, os dejamos con una buena cantidad de fotografías y sus comentarios para que os hagáis una idea de lo que dio de sí este interesante súper rally. Esperemos que en la próxima edición podamos contaros que todo ha ido a mejor y que los eventos del motor se desarrollan con normalidad, aunque seamos realistas, tiene mala pinta. Crucemos los dedos.

Fuente; Carlos Sanz Albarracín

Fotografías: Peter Auto y Anchoaphoto

Print Friendly, PDF & Email