Opel

UNA REVISIÓN RUTINARIA HA DETECTADO QUE  UNA PARTE DEL SISTEMA DE DIRECCIÓN DE LOS MODELOS ADAM Y CORSA NO CUMPLÍA CON LAS ESPECIFICACIONES

Rüsselsheim/Madrid, 26 de septiembre de 2014.- Opel/Vauxhall hace pública una llamada a revisión a sus clientes de los modelos ADAM y Corsa entregados desde mayo de 2014, pues ha detectado en una revisión rutinaria que alrededor de 8.000 de estos vehículos han sido fabricados con una parte del sistema de dirección que no cumplía con las especificaciones. Por precaución y para evitar cualquier posible riesgo, estos coches no deben ser conducidos antes de realizarles la inspección.

Como siempre, Opel/Vauxhall pone a sus clientes en primer lugar, y dado que esta situación podría afectar a su seguridad, la compañía está tomando medidas inmediatas y quiere transmitirlo a todos sus clientes a través de todos sus canales de comunicación. A partir de mañana, los propietarios de estos modelos podrán consultar en la página web española de www.opel.es o en www.opel.com, si su vehículo está afectado y tendrá todas las instrucciones precisas, en caso de que su coche esté incluido en esta llamada. Rogamos a los clientes que se vean afectados que contacten inmediatamente con Opel/Vauxhall.

La compañía ha sido consciente de este posible riesgo durante un control rutinario de calidad en la planta de producción de vehículos. La empresa confirma que no tiene conocimiento de ningún accidente o lesión relacionada con esta situación.

Los clientes que tengan preguntas adicionales pueden obtener atención inmediata a través de un número de teléfono directo que se publicará lo antes posible en la web.

Para más información:

www.opel.es

Texto y fotografía: Opel

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorLA HISTORIA DE NIKKI JEFFREYS Y SU SEAT ALTEA ….
Artículo siguienteBMW ESPAÑA SUPERA EL MEDIO MILLÓN DE FANS EN FACEBOOK