• VOLVO CARS COMUNICÓ EL PASADO MARTES LOS RESULTADOS FINANCIEROS CORRESPONDIENTES A LA PRIMERA MITAD DE 2020, INFLUIDOS POR LA PANDEMIA DE CORONAVIRUS Y SUS REPERCUSIONES SOBRE LA ECONOMÍA GLOBAL
  • VOLVO CARS PREVÉ QUE SU NEGOCIO SE RECUPERARÁ EN LA SEGUNDA MITAD DEL EJERCICIO, A MEDIDA QUE SE NORMALICE LA SITUACIÓN DE LOS MERCADOS
  • LOS RESULTADOS DE EXPLOTACIÓN DURANTE LOS SEIS PRIMEROS MESES DEL AÑO FUERON DE –989 MILLONES DE CORONAS SUECAS, CON UNOS INGRESOS DE 111.800 MILLONES QUE SUPONEN UNA CAÍDA DEL 14,1%

24.7.2020.- Aunque durante la primera mitad del ejercicio las ventas cayeron en cifras absolutas, Volvo Cars aumentó su cuota de mercado en China, Estados Unidos y Europa, donde Alemania fue uno de los mercados que mostró un mejor comportamiento. También hubo un fuerte incremento —del 79,8%— de la demanda de los híbridos enchufables vendidos de su gama Volvo Recharge, así como un fuerte aumento del interés de los consumidores por sus canales de venta online.

En China, las ventas de Volvo Cars han vuelto a aumentar en el segundo trimestre, con lo que se recupera buena parte del terreno perdido durante los tres primeros meses: la caída general de las ventas ha sido de solo un 3 % en la primera mitad del ejercicio.

También el mercado de Estados Unidos ha vuelto a crecer en junio, aunque las ventas han caído un 13,7% interanual durante la primera mitad del ejercicio; en Europa, las ventas han disminuido un 29,5% en el primer semestre.

El mercado general de turismos se redujo en China un 26,% durante la primera mitad del ejercicio; la reducción fue del 24,0 % y el 38,% en Estados Unidos y Europa, respectivamente, durante el mismo periodo.

«La caída que se ha producido durante el primer semestre es temporal», afirma Håkan Samuelsson, director ejecutivo. «Esperamos una fuerte recuperación durante la segunda mitad del ejercicio; en este sentido, nuestra gama Recharge de vehículos eléctricos nos coloca en una magnífica posición frente a las nuevas tendencias que venimos observando».

Durante los seis primeros meses de 2020 Volvo Cars alcanzó unas ventas globales de 269.962 vehículos, una caída del 20,8%. Esta caída debe achacarse a las medidas de confinamiento y otras restricciones de movimiento impuestas por los Gobiernos de muchos de los principales mercados, que afectaron gravemente a la actividad económica y al flujo de personas en los Concesionarios.

La empresa adoptó rápidamente medidas proactivas para mitigar el impacto de la pandemia de forma segura y pragmática, centrándose en la gestión de los costes fijos y de efectivo. Esto le ha permitido proteger tanto a su personal como a su negocio.

Volvo Cars cerró temporalmente sus Fábricas y se acogió a los programas del gobierno para reducir la jornada de trabajo. Después inició rápidamente una suave «desescalada», adoptando diversas medidas de precaución para que la vuelta al trabajo de los empleados se produjera con seguridad. En total, la fábrica de Torslanda (Suecia) solo perdió 15 días de producción.

«La pandemia ha reforzado nuestra confianza en que los objetivos estratégicos son los correctos; estamos convencidos de que la rápida transformación que hemos emprendido nos ayudará a crecer a largo plazo», afirma Samuelsson. «Seguiremos insistiendo e invirtiendo en la electrificación, las ventas online y la conectividad».

Volvo Cars es el único fabricante del sector que ofrece una variante híbrida enchufable de todos los modelos de su gama. A finales de año comenzará la fabricación del XC40 P8 Recharge, el primer modelo totalmente eléctrico de la empresa y el primero de los vehículos eléctricos que presentará en los próximos años.

 «Estamos convencidos de que, si el mercado se recupera como esperamos, las ventas volverán a los niveles de la segunda mitad de 2019; nuestro objetivo es que los beneficios y la liquidez también recuperen niveles similares».

Fuente: Volvo

Fotografía: Volvo

Print Friendly, PDF & Email